Cámara de Comercio de Perira

Gremios del comercio de la ciudad solicitan apertura vehicular de las carreras 7ª y 8ª

Gremios del comercio de la ciudad solicitan apertura vehicular de las carreras 7ª y 8ª 

La Cámara de Comercio de Pereira y los gremios del comercio de la ciudad le solicitan al alcalde Carlos Maya que  evalúe la apertura vehicular de las carreras 

7ª y 8ª debido a las graves afectaciones al comercio que está generando este cierre.  

Hacemos un sincero reconocimiento al Alcalde de Pereira Carlos Maya por el excelente manejo que bajo su liderazgo se le ha dado en Pereira tanto a la pandemia como a la delicada crisis económica que atravesamos. La temprana reactivación es un voto de confianza en los empresarios de la ciudad.      

Risaralda y su capital se han preparado para afrontar la crisis sanitaria, gracias a las gestiones adelantadas por el Alcalde y el Gobernador, se logró aumentar la capacidad de las unidades de cuidados intensivos, mayor toma de muestras diarias, lo que permite no solo el control, sino salvar vidas.      

Entre las medidas adoptadas estuvo la peatonalización del centro con el ánimo de sortear las aglomeraciones producidas por el volumen de personas que circulan en esta zona de la ciudad. Sin embargo, después de 3 meses, es una medida que más que beneficios, está generando innumerables inconvenientes para quienes desarrollan sus actividades laborales y comerciales en el centro de la ciudad.    

En las últimas semanas, nuestros empresarios han evidenciado un deterioro acelerado de la seguridad del centro, es muy común ver constantes robos y raponeo que se facilita al no tener tráfico vehicular; la invasión del espacio público por parte de vendedores informales que se está incrementando sin ningún tipo de control, y para el sector comercial, nuestros comerciantes manifiestan la falta de compradores que evitan trasladarse al centro por no tener facilidades de movilidad y de parqueo, lo que ha generado que los ingresos no sean los esperados.  

Una consecuencia adicional de esta medida y que nos llena de preocupación, es la dificultad para los turistas por la imposibilidad de llegar fácilmente a los hoteles en sus vehículos por el cierre de estas vías y aún más alarmante los huéspedes que deben llegar caminando con sus equipajes porque el servicio público no tiene acceso a los establecimientos, representando un riesgo para su seguridad, y una muy mala imagen para la ciudad.  

Por estas razones, la medida, lejos de beneficiar al sector productivo del centro, lo está afectando y por ello, acudimos respetuosamente al Alcalde para que evalúe la apertura vehicular de las carreras 7ª y 8ª. Estamos del lado del Gobierno de la Ciudad, seguros que cuidándonos, entre todos salimos de esta situación.

 
Regresar