Fondo Cabecera Camara de Comercio Pereira
Logo Camara de Comercio Pereira
Fondo centro cabecera

No más noches de terror

Columna institucional de la Cámara de Comercio de Pereira

Por Jorge Iván Ramírez Cadavid, Presidente Ejecutivo CCP 

Columna publicada en El Diario el lunes 28 de octubre d 2019

Hasta hace dos años, celebrar el día de los disfraces era una tradición de niños que los adultos gozábamos al entregar los dulces después de que los grupos de disfrazados entonaban coros graciosos y hasta las mascotas con atuendos caricaturescos tomaron auge. Pero desde hace dos años, salir el 31 de octubre al centro de la ciudad en medio de esa celebración, se tornó en un acto extremadamente peligroso, donde la integridad corre riesgo solo porque unos pocos desadaptados hacen de las suyas.   

Hoy escuchamos voces de comerciantes del centro, de directivos de centros comerciales y voceros de la comunidad que vive en la zona céntrica, que piden a las autoridades adoptar las medidas necesarias para evitar que esos vándalos se tomen las calles y vuelvan a generar pánico por llevar al límite del caos una celebración que debiera ser de sólo alegría y color.   

¿Quién no recuerda los daños a los locales comerciales de la carrera octava con calle 18, en donde inescrupulosos disfrazados y con piedras y garrote en mano acabaron varias vitrinas y hasta hurtaron productos? O la zozobra en la carrera séptima con calles 20 y 21 cuando vándalos motorizados agredieron a transeúntes. O lo que ocurrió en una estación de servicio en los alrededores del río Otún, cuando también delincuentes disfrazados llegaron a robar a los pisteros. O lo peor de todo: que esos personajes siniestros llegaran a un centro comercial a dañar ventanales con piedras y a agredir a los visitantes, la mayoría menores de edad que intentaban celebrar el 31 de octubre como debe ser, con dulces y fiesta.   

Ya hasta padecemos paranoia por anuncios de quienes no quieren a nuestra ciudad y han tomado como ejemplo producciones de cine en donde el caos ocupa toda una noche para hacer de las suyas, frente a lo que nosotros, los ciudadanos de bien no podemos ceder. Primero, no repliquemos esos mensajes de miedo excusándonos en alertas. A lo que llamamos es a volver a que los niños disfruten con amigos y vecinos y no dejar que los vándalos actúen.   

Pedimos a las autoridades tomar las medidas del caso y de manera particular, defender el patrimonio de los comerciantes que día a día trabajan por nuestro territorio y lo más importante, defender a la ciudadanía que sólo quiere disfrutar de sus espacios sin temor a que un desadaptado quiera robarle la tranquilidad.   

A cada uno de nosotros nos piden que procuremos el autocuidado y que no abramos oportunidades a los delincuentes, pero además de las medidas que cada quien pueda tomar para estar a salvo, necesitamos sabernos y sentirnos seguros sin más noches de terror.  

 
Regresar