Fondo Cabecera Camara de Comercio Pereira
Logo Camara de Comercio Pereira
Fondo centro cabecera

INFORMALIDAD LABORAL, TAREA PENDIENTE

Columna institucional de la Cámara de Comercio de Pereira

Publicada el lunes 21 de enero de 2019 en El Diario

Por Oscar Andrés Jiménez, Director Centro de Estudios e Investigaciones Socioeconómicas CCP

Desde el Centro de Estudios e Investigaciones Socioeconómicas de la Cámara de Comercio de Pereira monitoreamos permanentemente un amplio conjunto de variables, la información y publicaciones de entidades productoras de estadísticas sobre la economía regional. Uno de los temas a los cuales le hacemos seguimiento con mayor interés es al mercado laboral de Pereira y el área metropolitana.  

La semana anterior se divulgó el dato de informalidad laboral del DANE, corte a noviembre de 2018, con un valor para Pereira de 49,6%, dos décimas por encima del registro del mismo período del año anterior. A diferencia de la ocupación y el desempleo que han mejorado de manera histórica durante los últimos años, la informalidad laboral no ha presentado variaciones importantes durante este tiempo. Hace diez años oscilaba entre 52% y 57% y desde 2013 se mueve entre 48% y 52%. En números gruesos, de cada dos ocupados que hay en la ciudad, uno se encuentra en condición de informalidad, de acuerdo con el criterio del DANE.  

Es importante tener en cuenta que el criterio utilizado por el DANE, que proviene de estándares internacionales, considera como informales a aquellos ocupados que laboren en empresas de cinco trabajadores o menos, exceptuando a profesionales independientes y funcionarios del estado. En términos agregados, este indicador se comporta muy similar a otros trazadores de la calidad del empleo, pero dista mucho del imaginario común según el cual el trabajador informal es aquel que trabaja en la calle dedicado al rebusque. De hecho, los datos recientes para Pereira muestran que sólo el 16% de los ocupados labora en la calle, de puerta en puerta o en quioscos o casetas.  

Ahora bien, la inmovilidad del indicador de formalidad no significa que no estén mejorando algunas condiciones de los trabajadores en la ciudad. En nuestro recién publicado Estudio Económico 01, mostramos que de los 62.022 nuevos ocupados entre 2010 y 2017, 40.569 son formales según el criterio DANE, 38.645 cuentan con un contrato escrito, 46.088 cotiza a pensiones, 40.282 desempeña sus tareas en un local fijo, oficina, fábrica o vehículo y 57.183 devenga al menos el salario mínimo; es decir, la mayoría del empleo generado en la ciudad durante la última década es empleo formal.  

En las ciudades colombianas la informalidad laboral es bastante alta. Las menores tasas se registran en Medellín y Manizales y son alrededor de 40% mientras que la más alta se acerca al 75%, en Cúcuta. Desde que se realiza esta medición, Pereira se ha ubicado entre la quinta y sexta posición como una de las ciudades con menor informalidad en el país.  

Incrementar la formalidad laboral es un tema que merece toda la atención ahora que la tasa de desempleo se ha estabilizado en un dígito y es tarea en la que debemos enfocarnos los distintos sectores si queremos lograr un fortalecimiento empresarial destacado.  


Para conocer más sobre nuestras investigaciones socioeconómicas, clic aquí

 
Regresar