Fondo Cabecera Camara de Comercio Pereira
Logo Camara de Comercio Pereira
Fondo centro cabecera

¿DÓNDE ESTÁN LOS ABUELOS?


Por: Mauricio Vega Lemus 

@MauricioVegaL 

Publicado en el periódico El Diario el lunes 24 de abril 


Ya se cumplen cuatro meses sin que cerca de 800 adultos mayores en condición de vulnerabilidad reciban la atención que requieren y les fue prometida, porque aún no se firman los convenios para que los centros de bienestar puedan operar. 

Son abuelitos que están viviendo de la caridad, padeciendo la falta de atención médica profesional y en medio de la incertidumbre de no saber qué va a pasar con ellos. 

Son 22 Centros de Protección Social para el Adulto Mayor que operan en la ciudad pero que no cumplen con las condiciones mínimas que les garantice a los abuelitos su permanencia, de acuerdo con el reporte de seguimiento entregado por las autoridades. Han transcurrido cuatro meses pero aún no inician las acciones para superar este problema y poner fin a los padecimientos de los abuelitos. 

Emilia es el vivo ejemplo de esos padecimientos. Ella ya esta por los 90 años, es una mujer tozuda y precisamente por su carácter fuerte prefiere vivir sola a tener que estar peleando con quienes no gustan de su proceder. Por tener la edad que tiene y por vivir sola, los vecinos se preocuparon y llamaron a las autoridades para que desde el programa del Adulto Mayor la atendieran. Después de insistirle, los trabajadores sociales finalmente la convencieron para que se trasladara a uno de los centros de atención. Ella a regañadientes aceptó y el año pasado empezó esta otra etapa de su vida, compartiendo con otros abuelos y recibiendo el trato que se merecía. Pero después de que se acabó el convenio, el centro de quedó sin recursos. Los abuelitos fueron reubicados para tratar de continuar bajo la atención gubernamental pero es una de las que vive gracias a personas de buen corazón que colaboran con mercados para los centros de atención de la tercera edad. 

Los años dorados como indica la expresión popular, constituyen una etapa de hombres y mujeres en la que ya no debieran preocuparse por encontrar sustento. Solo debieran disfrutar de su buen retiro y de imprimirle calidad al tiempo de ocio. Pero tenemos en Pereira a cerca de 800 de esos abuelitos en completa incertidumbre, tratando de pasar al siguiente día. 

Desde la Cámara de Comercio de Pereira nos unimos al llamado a las autoridades para que se busquen soluciones. Tenemos, como sociedad, la responsabilidad de proteger a nuestros abuelos, por eso hacemos eco de ese clamor para que todos sepamos dónde y cómo están nuestros adultos mayores. 

 

 
Regresar