Cámara de Comercio de Perira

DESARROLLO CON PARTICIPACIÓN CIUDADANA


Por: Mauricio Vega Lemus

Columna publicada en el periódico El Diario del Otún el lunes 13 de junio

@MauricioVegaL

 

La articulación entre los sectores público, privado y academia nuevamente es protagonista en el diseño de los planes de desarrollo tanto de Pereira como de Risaralda, recién aprobados y oficializados por las autoridades administrativas.  

Para el caso del plan de desarrollo departamental “Risaralda verde y emprendedora”, que fue socializado por parte del gobernador Sigifredo Salazar recientemente ante los integrantes de la Comisión Regional de Competitividad, la alianza permitió que desde distintos sectores se aportara información con base en las necesidades de la población, para que fueran incluidas en la carta de navegación de las autoridades seccionales y diseñar los programas y acciones para atenderlas. Esa participación de los diferentes actores institucionales es garantía de participación ciudadana y la forma como las comunidades organizadas pueden contribuir, dentro de la corresponsabilidad que promueven. 

El plan de desarrollo que empieza su ejecución, esta en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo y también se sintonizó con los planes municipales definidos en la entidad territorial, lo cual expone la sinergia alrededor de los fines comunes para encaminar a Risaralda en la senda de superación de las dificultades atendiendo temas sociales, económicos, ambientales y de buen gobierno. 

El gobernador Sigifredo Salazar presentó esta carta de navegación en sociedad, haciendo énfasis en seis capitales: el humano; el social; de investigación, tecnología e investigación; el económico; el natural y el de buen gobierno. El sector empresarial tuvo la oportunidad de participar en el proceso de diseño de este plan y propuso iniciativas que fueron acogidas y que tienden a poner a Risaralda en el contexto nacional como un departamento de altos niveles de competitividad y desarrollo económico. Su ejecución debe tender a mejorar nuestra ubicación en el Ranking y en el Índice Nacional de Competitividad así como en el Doing Business, que a la postre son las mediciones que los inversionistas tienen en cuenta para escoger nuestro departamento como opción para su establecimiento. 

Las autoridades de Risaralda buscan la transformación social a través de la ejecución de 35 programas que a su vez contienen subprogramas en cuyo diseño participaron organizaciones comunitarias, gubernamentales, civiles, académicas, empresariales y políticas. Todos son vitales para lograr el objetivo de mejorar la presencia de Risaralda en el ámbito nacional y además, la oportunidad de demostrar que también en esta parte del país nos estamos preparando para el posconflicto. En este punto en particular, el plan de desarrollo seccional presenta el programa “Desarrollo territorial para la paz, el pos-acuerdo y la competitividad”, que se enfoca en mejorar las condiciones de competitividad del sector agropecuario, busca la sostenibilidad rural y fortalecer la oferta que tiene el Paisaje Cultural Cafetero, todo con el propósito de preparar el territorio para la paz que estamos buscando en Colombia.  

Si ya es realidad esa carta de navegación de Risaralda con la participación de distintos sectores, podemos vislumbrar un trabajo mancomunado para ejecutar los proyectos planteados y confiar en que en el mediano y largo plazo estaremos hablando de resultados con impacto socioeconómico. 

 

 

 
Regresar