Cámara de Comercio de Perira

LAS ZONAS AZULES QUE HICIERON DE PEREIRA UN PARQUEADERO

 
Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL 
Publicado en el periódico El Diario del Otún el lunes 25 de enero del 2016
Después del anuncio por parte del Alcalde Juan Pablo Gallo de empezar a recuperar la movilidad eliminando zonas azules en el centro de la ciudad, ya empezó a hacerse realidad la promesa: la semana pasada fue eliminada la zona de permitido parqueo de la calle 18, acción que inmediatamente generó la reacción de la ciudadanía especialmente por redes sociales, aplaudiendo el hecho de volver a disponer de la vía para lo que fue diseñada, para transitar sin obstáculos.

La decisión del Alcalde es loable e indiscutiblemente es el primer paso para recuperar la movilidad en Pereira, lo celebramos desde el sector privado porque nos demuestra que estos espacios no eran intocables y mucho menos era imposible desmontarlos. Nunca entendimos el fondo de la utilización de las zonas azules, más aún si se tiene en cuenta que nuestra capital históricamente ha contado con calles estrechas, aspecto que al parecer pasó desapercibido para las anteriores administraciones que en ningún momento abrieron espacios de discusión para regularlos.

Pero esto no puede parar aquí, es solo un paso para la recuperación de la movilidad y el espacio público, ya que ambas problemáticas van de la mano. Las medidas en este sentido tienen que ser más de fondo, como por ejemplo la creación de incentivos para la construcción de parqueaderos en las zonas de mayor congestión, controles efectivos de las autoridades de tránsito que permitan que la ley se cumpla a cabalidad y no se convierta como muchas de las medidas adoptadas en el último tiempo, en tinta sobre papel que con el tiempo se traspapela en el despacho del mandatario de turno.

En este sentido las acciones que pueda adelantar el nuevo director de Tránsito resultarán determinantes, las reformas al interior de este instituto son urgentes, algunas de ellas pueden ser la vinculación de más agentes de tránsito, mejoramiento de sueldos para evitar las acciones de corrupción y castigos severos a aquellos que desarrollen este tipo de acciones. Tenemos que superar el ser el gran parqueadero del Eje Cafetero, como lo manifestó alguna vez en su visita a la ciudad, el actual alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

Todo radica en una sola premisa y es la de hacer cumplir la ley, si los controles son efectivos y permanentes y no por un corto tiempo, la buena intención del alcalde Gallo de darle un respiro a las vías de Pereira tendrá sentido, de lo contrario solo servirá para fortalecer aquella mala costumbre que tienen muchos ciudadano que piensan que hecha la ley, hecha la trampa.

Al final: No nos hemos olvidado de las víctimas de aquel fatídico 25 de enero de 1999. Todavía nos duele su partida pero también nos preocupa que 17 años después todavía no estemos preparados para afrontar una tragedia similar o de mayor magnitud como la que nos sacudió ese medio día cuando nadie se esperaba que la tierra se moviera y derrumbara tantos sueños.
@MauricioVegaL
 
Regresar