Cámara de Comercio de Perira

LA AUTORIDAD QUE URGE EL ESPACIO PÚBLICO

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL
Publicado en el periódico El Diario del Otún el lunes 18 de enero del 2016
  

Los pereiranos y visitantes que llegan hasta el centro tradicional de la ciudad cada vez padecen nuevas cargas y menos espacios para movilizarse. No importa si es en vehículo - que se hace más caótico cuando de cruzar el centro se trata- o a pie, cada vez genera más ansiedad pasar por las carreras séptima y octava entre las calles 13 y la 19.


A través de diferentes espacios de opinión he insistido en el caos que soportamos en Pereira por la invasión del espacio público y el creciente número de personas provenientes de otras regiones del país que sin gestionar permisos, ocupaan con sus productos el espacio que es de todos.
En 2012 lamentamos que el denominado Pacto Cívico en el que se invirtieron esfuerzos, tiempo y recursos, se pasara por alto.

En 2013 insistí en que la falta de autoridad fue el caldo de cultivo para el desorden extremo en el centro. En 2014 hasta los indicadores presentados por Pereira Cómo Vamos demostraron el alto nivel de inconformismo entre la ciudadanía por la contaminación auditiva en el centro, la avenida Circunvalar y en Cuba.


El año pasado aprovechando la oportunidad que ofreció la jornada electoral, gremios, academia y comunidad organizada, planteamos una Alianza Estratégica por Pereira en el que además de obtener el compromiso de los entonces candidatos a la Alcaldía, escuchamos sus propuestas para abordar el problema de espacio público.

En ese espacio el candidato Gallo, hoy Alcalde de Pereira, anunció que era su intención eliminar las zonas azules o de permitido parqueo y que aplicaría la autoridad "porque hay más de 500 vendedores que superan el mínimo vital que siguen ocupando el espacio público y hay vendedores formales que ocupan la vía pública con los llamados parqueaderos exclusivos para clientes, que no pueden existir".


Hoy mas que nunca se hace necesario determinar la realidad de los vendedores informales, actualizar la base de datos del RUVIP y cerrarla definitivamente, para que la recuperación del espacio público que pertenece a los ciudadanos sea una realidad.


La mesa de acompañamiento al pacto cívico debe continuar, pues lograr reunir en un solo espacio a todos los involucrados en el tema, vendedores informales, autoridades, gremios y administración municipal ha sido uno de los mayores logros para la solución del problema, no obstante este acompañamiento debe coincidir con programas y proyectos productivos, con una política de autoridad permanente que obligue a los vendedores a buscar otras alternativas de subsistencia y que también evite la llegada de nuevos informales.

Llevamos pocos días de la actual administración municipal y ya se ha ratificado de parte del Alcalde que eliminará 14 zonas de permitido parqueo y que fortalecerá las acciones de control para que los vehículos no ocupen el espacio de los ciudadanos. Eso nos ayudará también en movilidad, pero necesitamos que también se adopten medidas contundentes para empezar la recuperación del espacio que ocupan los vendedores informales. Hay acciones que se pueden adelantar solo por autoridad y otras que tardarán un poco porque se trata de buscar una solución real y no de corto plazo.


Pereiranos y visitantes necesitamos nuestro espacio vital. Dejar de defendernos en los andenes y pelear porque no nos atropellen. Como se llame la estrategia: Pacto Cívico, la Mesa de Acompañamiento al Pacto Cívico (Mapaci) u otra, urgimos de ella. Todos los actores relevantes como vendedores informales, comerciantes formales, la sociedad civil organizada, la academia y la administración municipal tenemos que empezar con la recuperación de nuestro espacio público. La institucionalidad es vital en este proceso, pero sobre todo, la autoridad.

En este punto genera mucha tranquilidad la figura del nuevo Secretario de Gobierno de la ciudad, quien llega con todo el entusiasmo y la claridad para enfrentar los problemas tan delicados que nos aquejan.
La nueva administración tiene el reto de devolver a los ciudadanos el espacio público que por derecho natural les corresponde, esta será una tarea ardua y sobre todo estamos conscientes de que no será fácil, pero lograrlo devolverá la confianza en las instituciones y será prueba contundente del civismo de los pereiranos.
@MauricioVegaL
 
Regresar