Cámara de Comercio de Perira

CAZADORES DE IMPUESTOS

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el periódico: El Diario del Otún

Una delicada situación de irregular cobro de impuestos se viene presentando en las últimas semanas en nuestra ciudad.
Desde la Cámara de Comercio de Pereira, hemos conocido que muchos comerciantes y empresarios pereiranos recibieron requerimientos de información contable de los últimos 5 años, por parte de los municipios de Cartago, Roldanillo y Calarcá, con el fin de determinar si han realizado operaciones comerciales de venta de bienes y servicios a ciudadanos o empresas de dichos municipios, y con ello proceder a cobrar el Impuesto de Industria y Comercio, por considerar que son responsables del mismo.

Sin duda alguna, esta práctica que ya se torna común, es ilegal según las disposiciones vigentes, pues aunque el Estatuto Tributario da pleno derecho a las administraciones para solicitar la información, no las faculta para realizar el respectivo cobro del impuesto, como ha sucedido ya con varios de nuestros empresarios.

En la más reciente Sentencia del Consejo de Estado de octubre 24 de 2013, se advierte que el lugar donde se realiza la actividad comercial de venta de bienes es aquel donde se concretan los elementos del contrato, es decir, que es allí donde se ejerce la actividad comercial de venta y distribución de bienes y es donde se fija el impuesto de industria.

También precisa que el destino de las mercancías o el lugar donde se suscribe el contrato de compraventa, no son factores determinantes para establecer dónde se ejerce la actividad comercial. Así las cosas, las ventas a través de vendedores comerciales vinculados a una sociedad con domicilio en otro municipio, no determinan que la actividad comercial se haya desarrollado en dicha ciudad.

En conclusión y de acuerdo con el criterio que han querido emplear algunos municipios, se estaría trasladando el lugar donde se generó legalmente el gravamen, desconociendo el carácter territorial del impuesto y que las ventas realizadas a través de los representantes de estas compañías no pueden aceptarse como demostrativo de la actividad comercial en su jurisdicción.
Hacemos un llamado a todos los empresarios a no dejarse presionar por este tipo de mensajes, eso sí, que atiendan los requerimientos de información de las alcaldías, pero que se asesoren legalmente ante este cobro abusivo del Impuesto de Industria y Comercio.
 
Regresar