Cámara de Comercio de Perira

¡SIN VISA, GRAN NOTICIA!

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el periódico La Tarde

Recorrer el mundo sin necesidad de visado debe ser la mejor experiencia para cualquier persona. No tener que hacer el trámite de una visa es ganancia para quienes quieren viajar, pero además nos quita ese rótulo de parias ante las naciones.

La noticia de la eliminación de la visa Schengen es tal vez una de las más importantes que hayamos recibido los colombianos y que esperamos llegue a feliz término, en su último trámite ante el Consejo de la Unión Europea, que deberá acoger lo aprobado, para luego firmar el convenio bilateral que nos permitirá entrar a 26 países de la UE.

Destacable la gran labor de nuestro embajador ante la UE, el pereirano, Rodrigo Rivera, quien se ha puesto la camiseta para hacer realidad esa propuesta lanzada en agosto de 2013 por el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, el más sólido aliado del país en el viejo continente.

Esta decisión, además de beneficiar a los ciudadanos, le allana el camino a los negocios producto del TLC firmado con la UE, pues facilitará el desplazamiento de nuestros empresarios para negociar en Europa. No se concibe un TLC con un país donde haya visado para quienes van a hacer negocios.

Enhorabuena y después del gran avance en la UE, el también pereirano Luis Carlos Villegas, embajador en Washington, pedirá el retiro del visado, que si bien será un trámite largo, se convierte en el inicio de la eliminación de una barrera, que con su caída, podrá legitimar más el TLC con los EE.UU. y mejorar los negocios entre los dos países.

Estos nuevos caminos que recorre el país reflejan los cambios que ha dado Colombia en los últimos años. Los problemas de nuestra nación siguen existiendo pero el compromiso por superarlos es evidente y ello se demuestra en decisiones como la del Parlamento Europeo, impensables años atrás.

Las dos representaciones diplomáticas de Colombia más importantes en el mundo están en cabeza de ilustres pereiranos, que con sus anuncios demuestran su compromiso con el país, que hace rato dejó de ser visto con recelo por la comunidad internacional, que hoy nos considera destino promisorio de inversión y que con la esperanza de la paz se convertirá en el más ejemplar de los emergentes.

A pesar de los negros augurios de algunos pesimistas, cifras y hechos diarios ratifican que definitivamente vamos por buen camino.
 
Regresar