Cámara de Comercio de Perira

SABIAS PALABRAS DEL GENERAL NARANJO

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL

"Es hora de dejar de lado las pequeñas disputas internas, las malquerencias y los odios para darnos la oportunidad de construir la nación que queremos?, con esta frase el general Óscar Naranjo, exdirector de la Policía Nacional, le dejó claro a los colombianos en su última columna, del pasado fin de semana en un periódico nacional, la oportunidad que tenemos los ciudadanos de cambiar la historia.

Este año, el del proceso de paz, el de las elecciones para Congreso y Presidencia, será determinante para nuestro futuro como país y será la mejor excusa para buscar la unión de todos los sectores de la sociedad en torno a los temas fundamentales.

Las palabras del general Naranjo están llenas de optimismo y de realismo, de allí su importancia, pues vienen de un policía con los más altos honores que durante su carrera se caracterizó por combatir la delincuencia, entre ellos el cartel de Medellín, al mando del temible Pablo Escobar.

Él conoce bien lo que es estar frente a frente con la delincuencia, él sabe lo que es convivir con el ciudadano de a pie, quien mejor que él para dar una lección a todos aquellos apáticos del proceso de paz, que solo buscan acabar con una guerra absurda que supera los 50 años.

Como representante del sector gremial me uno a las palabras del General Naranjo, llegó la hora de cambiar la mentalidad, de acabar con el derrotismo, llegó el año decisivo para nuestra querida Colombia, para que de una vez por todas superemos el letargo que nos ha sumido durante décadas en un entorno de pesimismo e incredulidad.

Las acciones de nuestro equipo negociador en La Habana y la apuesta del presidente Juan Manuel Santos con el proceso de paz, requieren del apoyo de todos, no es fácil negociar con aquellos que durante largo tiempo atacaron la población civil, pero es la única manera de acabar con un conflicto armado que ha cobrado la vida de miles de colombianos.

En este sentido Naranjo ha sido claro en señalar que nunca antes se ha estado tan cerca de lograr romper esa espiral de violencia que ha cobrado la vida de más de 200.000 colombianos.

Es cierto, hoy estamos a pasos de lograr un acuerdo negociado, es una apuesta arriesgada del presidente Juan Manuel Santos pero que tiene el único propósito de ofrecerle a nuestras futuras generaciones un país con mejores oportunidades.
 
Regresar