Cámara de Comercio de Perira

PAZ, PROPÓSITO NACIONAL

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL

Se cumplen tres años del Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y comienza su último año en el cargo. Por ahora no sabemos si va a participar en la contienda política o simplemente, como lo ha dicho, quiere que se reelijan sus políticas.

Este segundo semestre será un momento clave en el que todos los colombianos deberíamos, al unísono, respaldar la apuesta de paz hecha por el actual Gobierno, con el fin de avanzar con paso firme en la consolidación de ese gran anhelo de todos los que nacimos en esta patria.

Y lo digo, porque el primer semestre de 2014 será de agitación electoral y posiblemente la atención se centrará en otros intereses, que para infortunio de la paz, la relegarán a caballito de batalla y no a continuar como objetivo estratégico con un camino ya recorrido.
Craso error sería barajar de nuevo, luego de más de un año de acercamientos en La Habana, pues si bien las negociaciones deberían estar enmarcadas en una mayor muestra de voluntad por parte de las Farc, no menos cierto es que arrancar de cero sería una decisión completamente errada con una consecuencia funesta: la prolongación del conflicto.

"La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa" recordaba el filósofo y humanista holandés, Erasmo de Rotterdam. Si la logramos, como creo que sucederá, va a dejar insatisfacción en muchos ciudadanos que la han sufrido en carne propia, y estoy plenamente convencido que del otro lado de la mesa, es decir, desde las Farc, habrá quienes digan que el acuerdo no responde a sus años de lucha, para ellos, y de barbarie para nosotros. Pero finalmente con la paz, nuestros hijos y las futuras generaciones tendrán una Colombia diferente a la que a muchos nos ha tocado vivir.

No es la paz a cualquier costo, es la paz para que en el futuro este absurdo conflicto no nos cueste más muertos, más huérfanos, más destrucción. Sumar esas consecuencias de la guerra lo único que hace es restarle posibilidades y grandeza a nuestro país.

Esta decisión del Presidente Santos por la paz no debe ser vista como flaqueza y menos como trampolín para la campaña electoral, deberíamos rodearla y fortalecerla para bien de todos los colombianos, por eso este proceso hay que llevarlo a un solo puerto: el de la paz.

"El hombre tiene que establecer un final para la guerra. Si no, la guerra establecerá un final para la humanidad", sentenció el asesinado presidente de los Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy. En Colombia no podemos volver a empezar y alargar el fin de la guerra.
 
Regresar