Cámara de Comercio de Perira

SENTIDO COMÚN EN LAS VÍAS

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal

Cuando dicen que "el sentido común es el menos común de los sentidos", sólo basta tomar cualquier vía de Pereira, como conductor, pasajero o peatón para ver que ese dicho popular es absolutamente cierto.

El periódico LaTarde en su edición de julio 5 cita al director de tránsito quien dice que a través de los operativos de control se han obtenido los siguientes resultados: "mil 537 infracciones a motociclistas por no portar chaleco, mil 210 por no tener licencia de conducción, también fueron inmovilizados 528 automóviles por transitar por los carriles exclusivos de Megabús y 167 licencias fueron suspendidas por conducir sobre los efectos del alcohol". Estos datos no sólo advierten una gran falta de sentido común sino que parece mostrar que en la ciudad la campaña de Inteligencia Vial ha servido bien poco.

Permanentemente escuchamos solicitudes de las comunidades sobre la necesidad de puentes peatonales en algunos sectores, pero cuando logran tenerlos se convierten en un paisaje más de la vía, pues la gente casi siempre pasa por debajo.

Por ejemplo, en la peligrosa Avenida de las Américas, a la altura del Deogracias Cardona, en el Jardín y aún peor, en la Universidad Católica donde se están educando para ser los profesionales del futuro, muchos demuestran el poco sentido común que tienen al no hacer uso del peatonal.

Estamos promocionando a Pereira como destino turístico de convenciones y me pregunto ¿qué vamos a hacer cuando vengan los extranjeros acostumbrados a pisar la cebra y a que paren los vehículos?, sobre todo porque en la extraña "lógica" de algunos conductores, el semáforo peatonal es su señal para arrancar. Ahi está el caso de la 21 con Avenida del Ferrocarril.

¿Cuál es la razón para que los motociclistas usen los pasos peatonales semaforizados para acceder a las estaciones de Megabús, así sea con la moto apagada? ¿Cuál es la razón para que algunos ciclistas, motociclistas, taxistas, o particulares usen el carril de Megabús?, ¿será que más adelante su imprudencia no va a empeorar el embotellamiento? Será qué a los motociclistas y ciclistas que se pasan los buses estacionados por la derecha no se les ocurre que un pasajero se va a bajar y lo pueden atropellar?

Esas son unas muy pocas consideraciones sobre un tema que es de vida o muerte para las personas y que pareciera no importarle a muchos como lo demuestran las estadísticas.

Lo que está pasando con la movilidad en Pereira no es culpa de un sector específico de los usuarios de las vías. Todos, si respetamos las normas contribuiremos con mejores posibilidades para que la circulación por las calles y carreras de la ciudad sea fluida,pero además se reduzca la accidentalidad.

Finalmente, se requiere de un esfuerzo mucho mayor de parte de la autoridad. Paralelo con la cultura ciudadana que debe imperar, es fundamental recuperar el orden en la ciudad. Se demanda en general más control de la autoridad donde debe ejercerlo. Y sobre todo de ellos, más sentido común a la hora de ejercer sus funciones.
 
Regresar