Cámara de Comercio de Perira

UN BUEN NEGOCIO

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL

La venta de las acciones de la Telefónica de Pereira a UNE, que se venía gestando desde hace algunos meses, se llevó a cabo, y con muy buenos resultados para el municipio de Pereira. 

Desde la escisión de las Empresas Públicas de Pereira en 5 empresas de servicios, por allá en el año 1995, sabíamos que tarde o temprano ese activo de la ciudad, histórico por cierto, no podría competir en igualdad de condiciones con las grandes multinacionales de las telecomunicaciones. 

En el año 97 se dio el primer paso y se vendió el 56% de las acciones a Empresas Públicas de Medellín por 138 mil millones. Casi 16 años después, el 44% quedó en manos del más grande operador nacional, hoy aliado con una de las más grandes multinacionales del sector. 

Y si bien en un principio las utilidades por ese 44% fueron creciendo, con la llegada de los servicios empaquetados la competencia empezó a hacerle fuerte repulsa al otrora monopolio y ese mercado cautivo empezó a buscar nuevas opciones.

En el 2009 el actual gerente Gonzalo Molina, en declaraciones a los medios de comunicación, advertía: "La telefonía móvil y la entrada de nuevos competidores en esta parte del país, es la principal razón por la cual alrededor de 12 mil clientes de la Empresa de Telecomunicaciones de Pereira, ETP, cancelaron el servicio ofrecido por esta empresa el año anterior". 

Hoy cuando la participación de nuestra empresa empezaba a ser muy pequeña en el gran conglomerado, pero además las posibilidades de que perdieran todo el valor sus acciones era cada día más grande, se ha tomado una decisión, que por los anuncios del Alcalde Vásquez se convierte en dos importantes noticias. 

La primera es que se hace una venta, que de acuerdo con los expertos como el Doctor Francisco Javier Navarro, es una negociación buena y por otro lado esos recursos irán como inversión para un activo de ciudad que es altamente competitivo y que necesita de esta inyección para consolidarse definitivamente: el Aeropuerto Matecaña. 

Debemos ahora entonces los pereiranos hacer la más grande apuesta de ciudad, fortalecer Aeromatecaña para que siga siendo la puerta de entrada y salida de pasajeros del Eje Cafetero, pues de ello dependerá que los activos de ciudad le sigan generando recursos a la capital risaraldense. 

En hora buena por esta decisión, señor Alcalde. Esas acciones debían venderse hace mucho y adelante con su proyecto de invertir en en el Aeropuerto. Sólo nos resta esperar que se cumpla su ofrecimiento de una administración con criterio empresarial y gerencial para el nuevo Aeropuerto, de la mano del buen gobierno corporativo. Sin ello, difícilmente habremos hecho algo positivo.
 
Regresar