Cámara de Comercio de Perira

¿QUÉ LE VAS A REGALAR A PEREIRA?

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL

Hemos venido insistiendo en la importancia que tendrán para nuestra ciudad los grandes eventos que recibiremos a lo largo del semestre.

De esos eventos y muchas otras actividades que se han programado para la conmemoración del Sesquicentenario de nuestra ciudad, podrán salir muchos regalos que como ciudadanos le podríamos dar a Pereira en su cumpleaños y, de paso, iniciar un proceso de promoción de todos nuestros atractivos para que esos visitantes se conviertan en multiplicadores de todo lo que tenemos para ofrecer.

Cortesía, amabilidad, respeto, limpieza, orden, atención, orientación, ayuda, hospitalidad, calidad en los servicios, son algunos atributos que como ciudadanos tenemos, pero que debemos sacar a relucir y convertirlos en prácticas permanentes que hagan de la visita a Pereira una experiencia inolvidable.

Poner en práctica esos atributos no sólo ahora, por la celebración de los 150 años, sino convertirlos en una verdadera cultura de servicio, es un regalo que como ciudadanos podremos darle a Pereira y de paso refrendar esa buena imagen que aún tiene nuestra ciudad.

Pero también podríamos, por ejemplo, pintar o hacerle mantenimiento a las fachadas de las viviendas y locales comerciales, edificios y conjuntos residenciales, y mostrar que nuestra casa está arreglada, en orden y limpia.

El regalo de la Cámara de Comercio y de más de mil donantes entre empresas y ciudadanos del común, es el Centro de Convenciones de Pereira, que será el gran catalizador para los grandes eventos futuros y que desde su concepción se convirtió en un motivador del renacer cívico de la ciudad, con la campaña El Primer Ladrillo, que estará abierta hasta el 29 de agosto, día en que realizaremos la Gran Fiesta del Civismo como regalo a todos los pereiranos. Ese día, en Expofuturo, con varios de los más importantes artistas pereiranos y con Carlos Vives como show central, le estaremos cantando el "feliz cumpleaños" a nuestra ciudad, como símbolo de unión, civismo y amor por nuestra tierra.

Los invito entonces es a que cuidemos a Pereira, la defendamos, la hagamos grande y atractiva y a partir de ahora renovemos ese espíritu cívico que nos enorgullece cuando lo sacamos a relucir. Esa es la meta, ese es el mejor regalo.
 
Regresar