Cámara de Comercio de Perira

MEGABÚS, UNA VENTAJA COMPARATIVA

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal

En el año 2006, nuestra bella Pereira se convirtió en la primera ciudad intermedia en tener sistema de transporte masivo, pues hasta entonces solo Medellín con su metro y Bogotá con el Transmilenio, tenían ese privilegio, que hasta entonces parecía reservado sólo para las ciudades más grandes del país.

En ese entonces nos llenamos de orgullo, y despertamos de alguna manera ese gran espíritu cívico de los Pereiranos, que hoy más que nunca se mantiene y que hemos podido vivenciar con campañas como El Primer Ladrillo.

Megabús le devolvió a la gente la seguridad en el transporte público, la rapidez para llegar al trabajo o a la casa, se revivió la caballerosidad para ceder el puesto y sirvió para enseñarles a algunos ciudadanos buenos modales. En el moderno sistema se tuvo en cuenta a los mayores, a los niños, a las mujeres gestantes y a los discapacitados para acceder a una silla en el articulado.

La filosofía del proyecto era que los habitantes de Pereira y Dosquebradas cada día más tuvieran una mejor calidad en el servicio de transporte público y a un menor costo para movilizarse.

Durante su construcción decían que estaba sobredimensionado y que eso era para una ciudad grande, que no se necesitaba. Hoy, y muy a pesar de las dificultades por las que atraviesa el sistema, no sólo se muestra como absolutamente necesario para la movilidad de los ciudadanos, sino que se podría proyectar como la más importante solución para bajar la congestión vial en la ciudad si lo volviéramos eficiente.

Para llegar a esa eficiencia se requiere además de las inversiones que hay proyectadas, tanto en la Avenida San Mateo como en el intercambiador de Dosquebradas, entre otras, solucionar una necesidad sentida y es el tema de la integración del transporte, que permita fortalecer el sistema, cubrir los distintos sectores con calidad y oportunidad y, de esa manera, arraigar aún más ese sentido de pertenencia, que debería ir en aumento y no como lo indican las cifras del programa Pereira Cómo Vamos.

Megabús, a pesar de sus dificultades de hoy, no deja de ser un ícono de los pereiranos, un sistema que desde otras latitudes han visto como modelo de eficiencia en materia de transporte público, ese es un capital que además de cuidar, porque nos costó tiempo, dinero e incomodidades, debemos aprender a querer, pero sobre todo a usar de la mejor manera.

Si ya hemos avanzado tanto ¿para qué vamos a retroceder? Megabús es un elemento de competitividad, de cultura ciudadana, de identidad y por supuesto de civismo. Megabús es pensar en grande, es pensar la ciudad para el futuro. Pero se requieren con urgencia decisiones de la administración que ajusten las cosas que no marchan bien e imponga la disciplina y orden que aún se requiere en su funcionamiento.
 
Regresar