Cámara de Comercio de Perira

El cine, esa vida que agregamos a la nuestra

Columna institucional de la Cámara de Comercio de Pereira

Publicada en El Diario el lunes 17 de febrero de 2020

*Por Giovanny Gómez, Gestor Cultural de la CCP

En los años ochenta la aparición de reproductores en betamax, luego en formato VHS, la presencia de videotiendas para alquilar películas, suponía una incertidumbre para las salas de cine. Poder ver cine en la casa, elegir las películas favoritas suponía una experiencia difícil de igualar. Y a este reto las innovaciones como los DVDs, los bluray, el teatro en casa y pantallas de alta definición afianzaban que nuestra manera de ver las películas planteaba un cambio sin vuelta atrás. En nuestros días las opciones de ver una película a través de la televisión satelital, luego las plataformas y la versatilidad de los teléfonos inteligentes como las tabletas para reproducirlas óptimamente han supuesto nuevamente una encrucijada sobre dónde es mejor y cuándo ver las películas.   

Acabamos de ver la entrega de los premios Oscar, donde varias de las películas eran producidas por plataformas como Netflix, y de nuevo la pregunta  sobre si los teatros para ello se volverían una nostalgia del pasado, pues se ven respondidas con la misma salud de las buenas películas: el cine con toda su capacidad de reinventarse  nos revela que ver una película es en sí mismo una experiencia íntima donde las salas de cine nos revelan detalles, sonidos en todos sus matices, realces de color, miradas que lo preguntan todo, silencios que a su vez lo responden, y eso difícil de describir como de olvidar: la conmoción del público como un actor que aprueba, rechaza y celebra lo que está sucediendo en una gran pantalla, la ilusión que no estamos soñando, sino agregando vida a la nuestra como lo decía alguna vez Vicente Leñero.   

El volumen creciente de espectadores  de cine en Colombia anualmente confirma su eco en el mundo, el cine es la más influyente y masiva reinvención cultural de nuestro tiempo, al mismo tiempo es el arte híbrido de todas las artes. Quizás por que cada vez que nos sentamos ante la pantalla, la fascinación de cómo se puede contar una historia, a su vez es el testimonio de lo que nos atraviesa en el presente, es la película de nuestra vida la que en el fondo queremos preguntar.   

Pereira tiene mucho que ver con las películas de nuestra vida, la existencia de cineclubes universitarios en los años 70, fueron el punto de partida para que el buen cine estuviera presente en nuestra conversación. Todavía recordar el cine club Borges, el tiempo en que alcanzaron su propio centro cultural, fue el estímulo, la primera piedra para que salas como las del Museo de Arte, Comfamiliar y desde luego CINE CON ALMA de la Cámara de Comercio de Pereira, actualmente sean una opción diferente a lo planteado por el sistema de exhibición comercial. Y la pregunta no es cuántas películas han presentado durante todos estos años, sino detenerse a pensar cómo estos años se han vuelto diferentes por lo mucho que pudimos ver a través de ellas. Durante este mes de febrero la Cámara de Comercio de Pereira celebra poder llegar a los veinte años en esta alegría de compartir las mejores películas en nuestro teatro auditorio. La celebración es todos los días, pero alistamos pronto noticias sobre cómo nuestra presencia en la vida cultural nos ha reinventado en nuestra misión, y cómo nos hace soñar la película de nuestra vida.  

 
Regresar