Cámara de Comercio de Perira

Comerciantes esperan que no haya toque de queda en los próximos fines de semana

Comerciantes esperan que no haya toque de queda en los próximos fines de semana

Un comité de representantes de los empresarios y gremios de Risaralda se reunió con el Gobernador Víctor Manuel Tamayo con el fin de tener claros los proyectos de la gobernación risaraldense para lograr que la reactivación sea completa, el compromiso desde la Gobernación es no hacer cierres si mejoran las cifras de contagios

La preocupación de los comerciantes y empresarios respecto a la necesidad de tomar acciones para la reactivación sigue latente, la Cámara de Comercio de Pereira sirvió en esta ocasión como mediadora para tener un espacio de diálogo con el Gobernador de Risaralda posterior a la mesa ampliada que se tuvo el pasado viernes 6 de noviembre en la que el invitado fue el Alcalde de Pereira, después de escuchar a los gremios el Gobernador aclaró que existen ordenanzas nacionales que responden al comportamiento de contagios de COVID-19 no obstante, se comprometió a no hacer cierres ni imponer toques de queda mientras estas cifras lo permitan y a darle previo aviso a los empresarios si se llega a esa necesidad.  

Las inquietudes de los empresarios  

El presidente del Comité intergremial, Jaime Cortes, manifestó inicialmente su intranquilidad respecto a que aún hay gremios e instituciones que no han podido entrar en proceso de reactivación, haciendo énfasis en que pese a la buena voluntad de tomar las acciones necesarias para la protección no se ha podido evidenciar que exista unidad en las decisiones por parte de las autoridades así que el futuro continúa siendo incierto, posteriormente Paula Andrea Arango, directora ejecutiva de Cotelco recordó que el sector de los hoteles difícilmente tendrá ganancias durante este 2020, y que deben esmerarse por “no tener mucha perdida”, hizo énfasis en cómo resulta necesario comprender que el COVID-19 llegó para hacer parte de la vida cotidiana y resulta necesario aprender a vivir con los parámetros necesarios para la protección, pero aun así continuar la vida, entre las cifras que mencionó se destacó la pérdida de 42% de los empleos en el gremio hotelero teniendo en cuenta que solo están operando el 70% de las industrias turísticas.  

Otro elemento mencionado durante la reunión fue la forma en que las prohibiciones excesivas se han convertido más que en un sistema de protección en una desobediencia escondida por parte de muchos ciudadanos, como es el caso por ejemplo, de las multitudinarias fiestas que algunos comerciantes aseguran se están realizando en sectores como cerritos, otro elemento que fue manifestado por la comisión es la necesidad de mejorar las condiciones para los transportadores, ya que situaciones como el cobro del peaje Cerritos II genera una gran preocupación teniendo en cuenta que los buses no pueden viajar con su capacidad total y que la afluencia de viajeros ha disminuido considerablemente.

Respuestas desde la gobernación  

Víctor Manuel Tamayo manifestó que aunque su actitud ha sido siempre conciliadora si a él lo ponen a “escoger” entre generar ingresos o salvar la vida siempre escogerá salvar la vida, el mandatario admite que se encuentra en una difícil posición en la que hay dos polos, por un parte la imperante necesidad de reactivación y por otra la necesidad de salvaguardar la salud. Tamayo manifestó que no cerrará el comercio ni decretará cuarentenas sólo si la situación de salud mejora pero fue enfático al agregar: “no voy a decir que no voy a cerrar, porque la pregunta es ¿y si en un mes están copadas las UCI qué decimos?” posterior a esto aseguró que está buscando manejar la emergencia del COVID-19 en Risaralda de la mejor forma posible y con asesoría de expertos.  

Por otra parte, desde la gobernación se mencionó que la mayor problemática, y el motivo por el cual el COVID-19 ha logrado curvas de contagio altas es debido a la falta de compromiso de los ciudadanos con el autocuidado, destacaron el gran trabajo que han hecho las empresas y comercios en materia prevención y manejo de condiciones óptimas de bioseguridad, pero todo esto no servirá hasta que la ciudadanía en general no entienda que es necesario el correcto uso del tapabocas, distanciamiento social y lavado frecuente de manos.  

Ahora más que nunca la reactivación está en nuestras manos, todos los pereiranos nos beneficiamos con el comercio, que pueda funcionar y abrir depende de nosotros.  

 
Regresar