Fondo Cabecera Camara de Comercio Pereira
Logo Camara de Comercio Pereira
Fondo centro cabecera

¡GRACIAS SIEMPRE!

Columna de opinión de Mauricio Vega Lemus

Publicada el lunes 30 de julio de 2018 en El Diario

Los pereiranos somos orgullosos de nuestra tierra, somos tenaces para emprender, soñamos en grande y somos pujantes. Nada nos queda grande. Pero también aprendimos a hacer los reconocimientos a quien lo merece, cuando lo merece y sí que sabemos ser agradecidos!  

Por eso estas líneas de hoy, las últimas como Presidente de la Cámara de Comercio de Pereira, son un gran agradecimiento a todos y cada uno de los hombres y mujeres que hicieron como suyos los sueños de ciudad que emprendimos desde hace seis años cuando tuve el privilegio enorme de regresar a la Cámara, momento en el que queríamos superar una crisis que nos hundía y que nos ponía en lo más bajo de los indicadores nacionales.  

Logramos juntos construir un gran centro de convenciones, que mas que ladrillo y cemento, se convirtió en un nuevo símbolo de ciudad por el que nos reconocen en otras latitudes. Logramos también ponerle freno a la crisis originada por el desempleo y hoy mostramos mejores estadísticas incluso que las nacionales. Logramos poner a Pereira en el radar de grandes inversionistas y hoy también aumentamos el número de empresas instaladas y con ello la generación de mejores condiciones.  

Logramos llamar la atención de los gobiernos para conseguir inversiones sin precedentes en nuestra historia, como lo logrado para el Aeropuerto o para infraestructura educativa. 

Los anteriores son solo algunos ejemplos de lo que se logra cuando se sueña en grande y muchos se suman a ese ideal para convertirlo en una realidad transformadora. Por eso, ¡siempre gracias! Porque fue nuestra intención proponer y convocar pero sin ustedes, que atendieron el llamado y se apropiaron de esos proyectos, no hubiera sido posible lo que tenemos hoy.  

Gracias también a quienes no estuvieron de acuerdo con esas iniciativas o a la forma de alcanzarlas. Ellos también nos ayudaron a construir de alguna forma, porque sirvieron para retroalimentarnos y corregir.  

Hoy termino mis labores en la Cámara de Comercio de Pereira para emprender un nuevo reto profesional que me tiene realmente feliz, no solo por la admirable empresa que me ha acogido, sino por la oportunidad de seguir trabajando por esta región de nuestros sueños.  

Es una despedida con un gran reconocimiento a quienes me acompañaron a hacer equipo tanto dentro de la cámara como desde otros ámbitos, para unirnos y alcanzar resultados extraordinarios. Dejarse la piel en busca de lograr esos grandes sueños no ha sido fácil, pero esto que hemos logrado quedará marcado como una huella que repercutirá en las generaciones venideras y ese es el mejor legado que podemos dejar. Por eso, con el orgullo de ser hijo de esta región y el compromiso de seguir trabajando por ella, les digo una y mil veces ¡gracias siempre!.

 
Regresar