Cámara de Comercio de Perira

COMUNICADO DE LOS REPRESENTANTES DEL SECTOR PRIVADO EN LA JUNTA DIRECTIVA DEL AEROMATECAÑA

Pereira, 15 de diciembre de 2015 
 
Como miembros de la junta directiva expresamos nuestra satisfacción por el proceso que se ha desarrollado hasta el momento frente a la Alianza Público Privada para la modernización del aeropuerto Matecaña, máxime cuando la misma entidad anunció la adjudicación de la APP en 2016 en cabeza del Alcalde Juan Pablo Gallo, decisión trascendental que debe tomarse de manera tranquila y sin presiones de tiempo.

Insistimos en que la APP es de vital importancia para la modernización del aeropuerto y para la competitividad de Risaralda, teniendo en cuenta que hoy más que nunca es urgente la construcción de una nueva terminal aérea de pasajeros para el Aeropuerto Internacional Matecaña. Durante los últimos años Pereira ha tenido el liderazgo en la región en el tema aeroportuario. Sin embargo es imperativo para no perder este liderazgo, contar con una terminal que fortalezca las potencialidades del Paisaje Cultural Cafetero, el Centro de Convenciones de Pereira y el Parque Temático de Flora y Fauna, atractivos que de la mano de un aeropuerto moderno, son fundamentales para el aumento del turismo de todas las clases hacia la región. 

El aeropuerto está en condiciones regulares, no puede operar y competir eficientemente como debe ser. El Gobierno Nacional hizo un esfuerzo muy grande para que la actual administración terminara las obras del lado Aire, pero se necesita una nueva terminal, siendo ésta la obra de competitividad más importante que requiere el Departamento. De no iniciar la modernización de la terminal de pasajeros en los próximos meses, nuestro aeropuerto estaría en un grave riesgo de perder competitividad frente a otros que están ad portas de modernizarse.

El sector privado ha sido determinante en las aspiraciones de la ciudad de tener un nuevo aeropuerto: con su gestión y la de los parlamentarios de Risaralda se logró conseguir por primera vez en la historia recursos del Gobierno Nacional para el Aeropuerto, los cuales se han invertido prácticamente en su totalidad, permitiendo tener todo el componente Aire terminado. No obstante, queda faltando el componente Tierra y las vías de acceso, importantísimas para que los usuarios que vienen de otras ciudades logren arribar con eficiencia a la terminal. 

También es primordial trabajar en la consecución del ILS (Sistema de Aterrizaje Instrumental) con el que se lograrán reducir en alto grado los cierres del aeropuerto. Aunque para ello los recursos están comprometidos y con destinación especifica en la Aeronáutica Civil para ser entregados a Pereira, estos no se pudieron invertir este año por temas presupuestales, pero se cuenta con el compromiso del director de esta entidad para que sean ejecutados en el primer trimestre del año entrante. 

Para establecer cuál era el mejor camino para adelantar la construcción de la nueva planta física, obligatoriamente se debía aplicar el mecanismo establecido por el Departamento Nacional de Planeación, con el único objetivo de establecer la opción más conveniente entre un proyecto vía obra pública tradicional o un esquema de asociación público privada. El estudio que fue realizado por expertos recomendados por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), arrojó como resultado que la construcción de la obra debía llevarse a cabo a través de una APP, lo cual generaría un uso más eficiente de los recursos públicos.

Destacamos que la estructuración de la Asociación Pública Privada ha cumplido estrictamente con todos los requisitos señalados por la ley, los cuales van desde la aprobación de los riesgos contingentes por parte del Ministerio de Hacienda hasta el concepto favorable emitido por la Secretaría de Planeación Municipal, previa verificación de la metodología señalada por el Departamento Nacional de Planeación para justificar la modalidad de construir la infraestructura aeroportuaria.

Con esto se resalta que la decisión de llevar a cabo una Asociación Público Privada obedece a estudios serios, atendiendo la ley que exige la elaboración de un Comparador Público Privado (CPP) y cuyo resultado tiene carácter vinculante.

Anotamos igualmente que los recursos producto de los excedentes y las utilidades que recibirá el aeropuerto por la operación, podrían invertirse en cubrir otras necesidades de la ciudad, que no tienen la posibilidad de financiarse por el sector privado, como sí lo tiene la construcción del nuevo terminal, que ya cuenta con 12 firmas nacionales y extranjeras, que conforman el abanico único de opcionados para concursar y aspirar a convertirse en el aliado privado que se elija.

Según cifras oficiales, el aeropuerto este año tendrá excedentes netos alrededor de los 8 mil millones de pesos (de los cuales 3 mil millones de pesos son por devaluación del peso frente al dólar).

Por otro lado, el privado que se quede con la operación tendrá que construir la terminal y mantener en perfecto estado esta infraestructura durante máximo 20 años, término en el que deberá restituirla sin lugar a contraprestación alguna; salvo que como está previsto, el retorno de la inversión se dé antes, lo que será suficiente para que se restituya el bien a la ciudad. Se trata pues de entregar la operación del servicio y no la propiedad de este patrimonio. Esto llevará a que el aeropuerto se mantenga en perfectas condiciones, permitiendo su máximo aprovechamiento y la posibilidad de tener un equipamiento para continuar con el liderazgo en materia aérea en la región.

Con la Asociación Público Privada lograremos, sin invertir recursos, el mejoramiento de la infraestructura aérea de la ciudad, aumentar el número de pasajeros y potenciar el desarrollo de negocios conexos, pues el privado tendrá que realizar inversiones importantes en la pista, además de adquirir y reponer equipos especiales, mobiliario, locales comerciales, entre otros.

El Gobierno Nacional ha sido reiterativo en señalar que no tiene previsto aportar nuevos recursos para el aeropuerto, pero el Director de Planeación Nacional Simón Gaviria ha planteado la posibilidad de incluir el tema en un contrato plan, que es un instrumento de planeación para el desarrollo territorial con enfoque a largo plazo. Teniendo en cuenta que la prioridad como ciudad es la modernización inmediata del aeropuerto para competir, insistimos en la necesidad de acudir a la APP que nos garantice que continuaremos cuidando el patrimonio de los pereiranos y con un mejor escenario para la movilización de pasajeros.

El contrato plan ofrecido, debe sin embargo acometerse cuanto antes e incluir en él los recursos necesarios para la construcción de las vías de acceso que requiere el nuevo terminal.


Firman este comunicado Jaime Aristizábal Arango, Álvaro Marulanda Montes y Mauricio Vega Lemus, representantes del sector privado en la junta directiva del aeropuerto Matecaña.
 
Regresar