Cámara de Comercio de Perira

UN MANDATO CIUDADANO

Por Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL
Columna publicada en el periódico El Diario del Otún

La ciudad acudió al clamor del cambio y como resultado, en Pereira se registró la quinta votación más alta de Colombia por un candidato a la alcaldía. Todo se traduce en un mandato claro de los pereiranos que quisieron darle la oportunidad a un joven con propuestas innovadoras y con un gran compromiso de desarrollo para la ciudad como las planteadas por Juan Pablo Gallo Maya.

Desde el sector empresarial estamos listos para trabajar de la mano con el Alcalde electo no sólo durante su administración que iniciará el primero de enero de 2016. Desde ya y con la conformación de su estrategia de empalme estamos preparados para apoyar su trabajo, porque sus prioridades se convierten ahora en prioridades de todos y no hay mejor oportunidad para participar en el diseño de las políticas que estamos reclamando para enrutar a Pereira hacia la recuperación económica y el mejoramiento de condiciones para un mejor posicionamiento a nivel nacional.

Uno de los primeros actos del Alcalde electo después de conocerse los resultados de las elecciones fue saludar a la junta directiva de la Cámara de Comercio de Pereira. En ese escenario, Juan Pablo Gallo recordó que sus acciones como líder las inició como integrante del programa "Futuros Dirigentes? de la Cámara de Comercio y que es su compromiso fortalecer esta iniciativa para motivar a los jóvenes a participar en la construcción de ciudad. Aplaudimos su compromiso pero también significa que la tarea del sector privado se fortalecerá para continuar con la labor de invitar a las nuevas generaciones a aportarle a Pereira.

Nos preparamos como actores de desarrollo a apoyar al nuevo Alcalde en el diseño de las estrategias que se ejecutarán durante su administración no sólo para superar problemas de movilidad, de seguridad, de espacio público, de infraestructura, sino también para aportar en la búsqueda de condiciones que eleven las oportunidades económicas y volver a figurar en los primeros lugares del ranking de competitividad y con ello, ampliar las oportunidades de empleo.

El Alcalde elegido tiene el suficiente respaldo de la sociedad civil para solucionar los problemas actuales, con total independencia y autonomía. No depende de nadie. No le debe nada a nadie. Se debe a los ciudadanos que de manera inequívoca y contundente le entregaron el mandato para transformar la ciudad. Nadie entonces puede sentirse dueño de ese triunfo y el nuevo Alcalde no tiene que cumplir compromiso distinto a hacer las cosas bien y generar los cambios que la sociedad reclama con urgencia, empezando por la manera de gobernar.

En este sentido, nuestra labor también será vigilante para que las acciones de buen gobierno sean el común denominador de la nueva administración y las decisiones sean efectivamente para cambiarle la cara a Pereira y que nos reconozcan como ciudadanos que creemos en nuestras autoridades, en nuestras instituciones, en los programas y en las decisiones de gobierno.

Buen viento para esta nueva era en la historia de nuestra querida ciudad.
 
Regresar