Cámara de Comercio de Perira

UN CRECIMIENTO CON AROMA DE CAFÉ

 
Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL
Publicado en el periódico El Diario del Otún 

Que el café represente casi el 70% de las exportaciones risaraldenses, no es cuestión del azar. Hoy el producto insignia no solo de Risaralda sino del país en el exterior, sigue consolidándose como el más importante de nuestra economía, un fruto que durante la última década soportó las fuertes inclemencias climáticas y tuvo que afrontar los embates del mercado internacional y que hoy, con el tesón característico de la raza cafetera ha logrado surgir y recuperar el terreno perdido.

El café, orgullo de nuestra tierra, fue durante el 2014 según el Informe de Coyuntura Económica que presentó la Cámara de Comercio de Pereira, el factor determinante para alcanzar un crecimiento en el PIB del 4,3%; cifra que no se registraba desde el 2007 y que es un punto porcentual más alto que lo mostrado en el 2013. Un buen momento que nos permite estrechar la brecha económica con el resto del país y que reafirma la importancia del grano en el futuro económico de la región. El café tiene una relación directa con la economía local y tiene la capacidad como ningún otro producto de irrigar recursos por toda la economía regional y nacional.

Pero las buenas noticias no paran, el Informe de Coyuntura también reveló que el departamento registró el año pasado las exportaciones más altas en toda la historia, también movidas por el grano. En los 12 meses del 2014 las ventas externas llegaron a los 636 millones de dólares.

Con este panorama es claro que el compromiso con nuestros cafeteros tiene que seguir vigente. Este es un año electoral y no faltarán las intenciones de algún sector de la política de desestabilizar el gremio que con compromiso del Gobierno Nacional ha salido a flote ante las adversidades. El llamado es claro para la base cafetera risaraldense y es trabajar unidos con el objetivo de fortalecer el sector. 
Hoy tiene la institucionalidad cafetera de Risaralda a talentosos ciudadanos al frente del Comité Departamental, circunstancia que también debe aprovecharse.

Las proyecciones de crecimiento para el 2015 apuntan a un 3,9%, una leve disminución impactada por las coyunturas locales e internacionales, sin embargo en la unión de todos los sectores y el compromiso que mostremos, estará la diferencia para seguir haciendo del café el producto insignia de nuestra economía y el sustento de las miles de familias que aún tienen en el grano su medio de supervivencia.
 
Regresar