Cámara de Comercio de Perira

UN BATALLÓN EN EL CORAZÓN DE LOS RISARALDENSES

 

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL
Publicado en el periódico El Diario del Otún 

"Estamos en el corazón de los risaraldenses y ahí nos vamos a quedar". Este es el lema del Batallón de Artillería No. 8 Batalla de San Mateo que lleva 81 años protegiéndonos. Efectivamente está en nuestro corazón porque gracias al sacrificio, disciplina y tenacidad de los soldados, hoy gozamos de tranquilidad en nuestro territorio, que nos permite transitar por todos los municipios con la seguridad de que estamos acompañados por quienes velan por nuestro bienestar.

Condición importante para atraer inversionistas, es la que constituye la seguridad en la zona y nuestro batallón así lo ha permitido. El mismo comandante del batallón, Teniente Coronel Pedro Javier Medina Pérez, reportó en el último año, acciones positivas contra los armados ilegales. El desmantelamiento de comisiones, la captura de sus cabecillas y la incautación de arsenales, constituyen parte de esos resultados, lo mismo que trece desmovilizados, seis capturas de insurgentes y 144 delincuentes comunes puestos a buen recaudo de las autoridades, han ayudado a que la sensación de seguridad aumente en Risaralda y que los empresarios también entreguen una respuesta positiva por esa tarea de los uniformados.

Pero no son sólo los resultados operacionales que nos permiten movilizarnos con tranquilidad por los ejes viales de Risaralda y hacia otras zonas del país. Nuestro Batallón San Mateo también se ha involucrado con la comunidad y adelanta brigadas de salud y de apoyo al desarrollo. La recuperación de cuencas hidrográficas ha estado en la agenda de nuestros soldados, quienes en el último año aportaron al cuidado del medio ambiente con la siembra de 60 mil árboles.

Están ahí, los vemos frecuentemente, pero no sabemos lo que hacen en las montañas por nosotros. Desde nuestra comodidad sólo percibimos las condiciones de convivencia que tenemos en el territorio risaraldense y que son reconocidas por las autoridades nacionales y por quienes están interesados en esta zona cafetera para traer nuevas inversiones y generar empleo. Lo que si percibimos claramente y de manera particular los empresarios, es la actitud propositiva del Teniente Coronel Pedro Javier Medina Pérez, siempre dispuesto a atender las necesidades del sector, siempre con una oficina de puertas abiertas y lo mejor, atento a trasladarse a los municipios cuando el sector productivo lo requiere no para ser reactivos ante una situación en particular, sino para diseñar estrategias de prevención.

Debemos estar agradecidos por la labor de nuestro batallón, por su compromiso y por su trabajo silencioso, que ha surtido efectos en el desarrollo socioeconómico. Ellos han hecho su labor durante la época de conflicto, nosotros tenemos que hacer un aporte para generar las condiciones de cara al posconflicto, prepararnos también para contribuir, como ellos, a la nueva etapa que vivirá Colombia.



 
Regresar