Cámara de Comercio de Perira

UNIÓN DE ESFUERZOS POR EL DESARROLLO DE QUINCHÍA

Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el periódico El Diario del Otún

Cuando un grupo poblacional atraviesa dificultades que se convierten en obstáculos para su desarrollo, sus integrantes coinciden en clamar a sus gobernantes para que propicien condiciones que les permitan superar los problemas. Pero no todo debe ser responsabilidad de los gobernantes. Otros integrantes de la sociedad también debemos convertirnos en actores de primer orden para atender esos clamores y así lo entiende la Cámara de Comercio de Pereira, que como agencia para el desarrollo económico de Risaralda, está haciendo su aporte a comunidades vulnerables del departamento de Risaralda.

Nos hemos constituido como coejecutores del proyecto "Mejoramiento del desarrollo socioeconómico y mitigación de los efectos migratorios sobre familias en Quinchía, Risaralda?, promovido por el Gobierno de Canadá en alianza con la Organización Internacional para las Migraciones OIM, Minera Quinchía y la empresa AP & P y la vinculación de la Cámara de Comercio de Dosquebradas.

Este proyecto busca mejorar los ingresos de las familias vulnerables del Municipio de Quinchía, dedicados a la producción de caña de azúcar integrantes de la Asociación de Paneleros de Quinchía-ASOPANELA y de los productores de joyería en el municipio agrupados en las asociaciones Asociación de Orfebres de Miraflores y Asociación Los Cerros Joyeros. Los mismos grupos en los que se basa el movimiento industrial de este municipio al occidente del departamento, en donde de acuerdo con el censo del DANE, se evidencia que del total de hogares de Quinchía el 1,1% tiene experiencia migratoria internacional y que del total de personas de estos hogares residentes de forma permanente en el exterior el 59,8% está en España, el 16,4% en USA y el 3,3% en Canadá.

Pero no son sólo cifras. Según proyección del DANE, Quinchía para el 2014 presenta una población estimada de 33.602 personas, donde el 24% corresponde a la localizada en el área urbana o cabecera municipal y el 76% restante se sitúa en la zona rural. Es uno de los municipios de Risaralda donde no se evidencia crecimiento poblacional, de ahí que la migración preocupe aún más. Ese movimiento de quinchieños se puede mitigar con las condiciones socioeconómicas que necesitan y que con el proyecto liderado por la OIM, podrá reducirse el impacto negativo.

Es como enseñar a pescar. En este caso, instituciones y organizaciones que hacemos hincapié en la competitividad y fomentamos los medios para alcanzarla, estamos entregando las herramientas de comercialización, mercadeo, productividad e innovación, que tanto para paneleros como para joyeros, son herramientas para mejorar el negocio y además de eso, convertirse en imanes que lleven a sus pobladores a elegir quedarse en Quinchía para continuar con el desarrollo de su municipio, en lugar de buscar alternativas económicas en medio de la hostilidad de otras ciudades o países.

Son un poco mas de 400 los productores (paneleros y joyeros) los beneficiados directos con este proyecto y con ellos, las familias y vecinos con los que estamos buscando mitigar los efectos de la migración y conseguir mejorar las condiciones para que permanezcan en Quinchía, aportando desde su conocimiento al desarrollo del departamento.

AL FINAL: Toda nuestra solidaridad para EL DIARIO DEL OTUN en el proceso que le han iniciado en la Superintendencia de Industria y Comercio. Este periódico es referente de la ciudad y tenemos confianza en que pueda aclarar su situación en el menor tiempo posible, para que siga contribuyendo como lo ha hecho en estos más de 30 años al progreso de nuestra región.
 
Regresar