Cámara de Comercio de Perira

UN PERSONERO DE CIUDAD Y PARA LA CIUDAD

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el periódico El Diario del Otún
 
Una gran pérdida para la ciudad, ese es el significado de la renuncia presentada por el personero de Pereira, Néstor Javier Arango, hace pocas horas luego de permanecer en este cargo por más de dos años.

La labor realizada por el Personero en beneficio de la ciudadanía pereirana es de resaltar. Su compromiso y carácter para revivir el Pacto Cívico y actuar como mediador, así lo demuestran.
Entre sus logros más contundentes se destaca la puesta en marcha del decreto que le pone control de los establecimientos donde se expenden y consumen bebidas alcohólicas, muestra de que el ministerio público llevado con orden y convicción produce resultados a favor del ciudadano de a pie.

Sin lugar a dudas, otro de los temas neurálgicos que debió sortear fue el del ruido de las discotecas ubicadas en zonas residenciales, han sido largos años de batallas perdidas por parte de la comunidad en este sentido, pero que en esta ocasión encontraron eco gracias a la gestión del Personero que les devolvió la esperanza a los ciudadanos de pasar la noche tranquilos, sin el ruido estridente de muchos sitios de rumba.

Precisamente en este aspecto los avances son notorios, pero que sea este el momento adecuado para exigirle a las autoridades policiales, mayores controles en el cumplimiento de la ley, pues son evidentes los incumplimientos en materia insonorización de muchos de los establecimientos de la Avenida Circunvalar y el centro de Pereira.

Otro de los logros del doctor Arango, radica en la agilidad para dar respuesta a la ciudadanía, pues las quejas represadas desaparecieron y hoy estos trámites se realizan con fluidez para beneficio de la comunidad que recurre al ministerio público.

En los próximos 30 días, nuestros honorables concejales tienen una decisión de quilates: conseguir el reemplazo del doctor Néstor Javier Arango, un hombre íntegro, abierto a las sugerencias de los líderes cívicos, de los gremios, pero en especial de los ciudadanos, y quien siempre ha estado en la búsqueda de generar espacios para hacer de Pereira, un mejor lugar para vivir.

La elección de este nuevo funcionario tiene que ser a conciencia y bajo los parámetros de la meritocracia, pues un puesto de este tipo, requiere de talento humano capaz y con la visión de trabajar por la ciudad de manera desinteresada, atendiendo los reclamos de la ciudadanía para ayudar a solucionarlos de la mano de la administración municipal.
 
Regresar