Cámara de Comercio de Perira

ESTAMPILLA CONTRA LA COMPETITIVIDAD

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el Periódico El Diario del Otún.
 
 
Desde el año 2003, luego de un inmenso esfuerzo hecho con las autoridades municipales y departamentales de entonces, abrimos en la Cámara de Comercio lo que en su momento se llamó la Ventanilla Única.
 
Ese acuerdo de voluntades entre el sector público y privado, representó en su momento cosas muy positivas para la región, como ser los pioneros en la eliminación de trámites y convertirnos en un gran ejemplo nacional en facilitar la apertura de negocios.

Ya los empresarios no tenían que esperar más de 51 días para realizar los trámites de apertura de negocio, pues en menos de 10 tenían listo el papeleo, sin tener que recurrir a los onerosos tramitadores.

Ese fue un inmenso primer paso, para luego llegar con más y mejores servicios al Centro de Atención Empresarial CAE, donde hoy los comerciantes y empresarios en un solo trámite, asesorados profesionalmente por nuestros funcionarios le dan vía libre a la apertura de los nuevos negocios en la ciudad.

Esas ventajas ofrecidas, nuevamente de la mano de las autoridades locales y departamentales, no sólo han permitido mejorar todos los días los índices de formalización empresarial, abrir nuevas empresas que aportan al desarrollo del Pereira y Risaralda, sino además poner en el radar mundial a la ciudad como el lugar de Colombia donde es más fácil hacer un negocio. Ese fue el resultado reflejado en el primer estudio de Banco Mundial donde nuestra ciudad fue primera en el ranking 2008.

Después empezamos a bajar en ese ranking de competitividad porque nuestros competidores disminuyeron sus impuestos y los nuestros tuvieron un incremento que sirvió solo para caer aún más en el ranking en las dos últimas mediciones.

Estas consideraciones se las expusimos el pasado martes a la Asamblea Departamental en pleno y previamente al Gobernador, quienes demostraron un gran receptividad a todos los argumentos que esgrimimos ante el inicio del cobro de la Estampilla Prodesarrollo, que afectará duramente todo el terreno ganado y desaparecerá a nuestra ciudad y región de los primeros lugares de competitividad, que tantos años nos costó construir.

Sabemos y conocemos las dificultades financieras por las que atraviesa el departamento, pero por ello hicimos ese llamado urgente a evitar esa carga impositiva que terminará por afectar no sólo al empresariado sino a la región en general.

Confiamos plenamente en que esta coyuntura pueda ser superada en favor de la competitividad y no tener que ver desfilar empresas hacia los departamentos vecinos porque las condiciones allá son mejores, afectando además el empleo y los recursos que llegan a las arcas departamentales y municipales para el desarrollo de nuestra región..
 
Regresar