Cámara de Comercio de Perira

ECUADOR, UN MERCADO DE OPORTUNIDADES

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el periódico La Tarde
 
A pesar que las exportaciones risaraldenses cayeron el año anterior 16,5%, influenciado por la crisis cafetera y la volatilidad del dólar, el 2013 fue sin duda alguna el año de la consolidación de los principales mercados comerciales de Risaralda, eso sí, a excepción de Venezuela, que en definitiva dejó de ser atractivo para nuestros empresarios.

Uno de los mercados consolidados es el ecuatoriano, destino históricamente importante para las exportaciones de Risaralda y considerado por el sector empresarial como el tercer mercado en importancia, luego de Estados Unidos y Venezuela, con una participación promedio del 8% de las exportaciones del departamento en los últimos 20 años.

Hace solo 5 años, del total de las exportaciones risaraldenses, el 6,2% se dirigía a ese territorio, hoy las cifras nos refleja que las exportaciones alcanzan el 13,9%.

 Durante el último informe de coyuntura económica presentado por la Cámara de Comercio de Pereira, se conoció que el mercado ecuatoriano se convirtió en el principal destino de las exportaciones de Risaralda, con US$25,3 millones; creciendo 43,5% con respecto al año anterior.

Hacia ese destino, nuestro departamento envía productos como motocicletas, transformadores, papel, prendas de vestir, textiles y vidrio, entre los más representativos de la industria local.

Aunque el comportamiento fue positivo en el 2013, desde ningún punto de vista puede asegurarse con certeza que este comportamiento y el ritmo de crecimiento de las ventas externas de Risaralda hacia el Ecuador sean sostenibles en el 2014, pues esto dependerá en gran parte del crecimiento económico del vecino país y de la evolución de las normas de restricción para las importaciones de 312 productos que buscan mejorar la calidad de las importaciones que entran al Ecuador.
 
Es posible que esta norma tenga efectos negativos para las ventas externas de Risaralda hacia el país vecino, en bienes de alimentos, agroindustria, confecciones, autopartes, metalmecánicos, entre otros.

Lo único cierto es que este mercado seguirá consolidándose como un destino óptimo para las empresas locales, impulsado principalmente por la confianza que su aparato económico genera en nuestros empresarios.

 
Regresar