Cámara de Comercio de Perira

SIGAMOS APOYANDO A LAS MICROEMPRESAS

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauriciovegal
Publicado en el Periódico El Diario del Otún

Disciplina, creatividad y sobre todo perseverancia, son los tres principales aspectos que hoy consolidan a Pereira, como una de las capitales con mayor vocación emprendedora del país.
Los últimos resultados que la Cámara de Comercio de Pereira entregó en su informe de Inversión Neta en Sociedades del 2013, nos demuestran que somos una región abierta a los nuevos proyectos y con alta vocación empresarial.

Según el informe, el 96% de las nuevas sociedades que se constituyeron en Risaralda durante el 2013 fueron microempresas, un resultado que nos demuestra el importante papel que juegan en el desarrollo económico de la ciudad.

Las cifras son históricas, en los 12 meses del año anterior, se registró una inversión neta de $84.258 millones y se lograron constituir 832 sociedades, el número más alto en la historia reciente de Risaralda.

En este sentido, el comercio sigue siendo uno de los sectores primordiales en el impulso económico de la ciudad, junto a la industria manufacturera y los servicios personales, que representaron el 71,7% del total de inversión neta en la capital de los risaraldenses.
En total la industria manufacturera aportó el 26,7%, equivalente a $22.514 millones, el comercio, restaurante y hoteles 23,5% con un capital de $19.797 millones, y los servicios personales con el 21.5% representados en $18.132 millones. Los demás sectores contribuyeron con el 28.2% de la inversión neta unos $28.814 millones.

Estos balances nos invitan a seguir trabajando en la misma dirección, pues demuestran que los altos niveles de desempleo solo podrán disminuir con la articulación entre el sector público y privado, y con la puesta en marcha de estrategias direccionadas a la creación de nuevas sociedades, que le abra a las nuevas generaciones, oportunidades de desarrollo en el ámbito empresarial.

El reto que se nos viene en los próximos meses estará direccionado a disminuir el índice de mortalidad empresarial que fue del 25%.
Somos optimistas que en el 2014 esta cifra tendrá una tendencia a la baja, si se tienen en cuenta que las proyecciones económicas de la ciudad, en los próximos meses, así lo demuestran.
 
Regresar