Cámara de Comercio de Perira

UN POT PARA CAMBIAR LA HISTORIA

Por: Mauricio Vega Lemus
@mauricioVegaL

En vísperas de lo que será el 2014, donde la consolidación del Aeropuerto Internacional Matecaña tomará forma, donde el turismo corporativo registrará un impulso de proporciones nunca alcanzadas con la construcción del Centro de Convenciones más moderno de la región, entre otros grandes proyectos, Pereira se merece y necesita un Plan de Ordenamiento Territorial serio y de máximas proporciones, al mejor estilo de las grandes capitales del mundo.

Los retos urbanísticos, comerciales e industriales están a la orden del día. Atrás tiene que quedar la improvisación que durante décadas ha sido la constante y que hoy tienen sumergida a la ciudad en uno de los peores caos de movilidad y desorden social.

La capital de los pereiranos está creciendo de manera desorganizada y un claro ejemplo de ello es el sector de Cerritos, una zona donde hacen presencia grandes fábricas, condominios de altos estratos, hoteles de lujo, se proyecta un centro logístico y hasta un parque temático, pero hoy no sabemos cuál es la verdadera vocación de esta, considerada uno de los polos de desarrollo de Pereira.

El concejo de Pereira y el Alcalde tienen en sus manos una oportunidad histórica pues está sobre la mesa la reforma al POT, donde podremos cambiar el rumbo y darle un desarrollo organizado a Pereira, que sin dudas será la base para aprovechar las potencialidades de la ciudad y hacer valer nuestra posición geoestratégica que nos ubica en el llamado "Triángulo de Oro de Colombia".

Aunque se destacan las intenciones por mejorar el ordenamiento de la ciudad, esto no es suficiente, hace falta mayor articulación institucional y compromiso de cara a los retos venideros.

La ciudad no puede seguir improvisando con planes y políticas a 5 años, hay que pensar nuestro territorio con visión futurista y direccionar una estrategia que agrupe a todos los sectores de la sociedad para los próximos 50 años, como lo han hecho las grandes ciudades.

La propuesta de ciudad es clara, es hora de definir las zonas para uso especial, ya sea industrial, comercial o residencial, no se puede seguir pensando de manera aislada y seguir rezagados con los desarrollos urbanísticos y económicos que exige este nuevo siglo.

Estamos ante un proceso que puede catalogarse como histórico para la ciudad o que sencillamente puede pasar como uno de los tantos procesos fallidos de ordenamiento que ha tenido Pereira.
 
Regresar