Cámara de Comercio de Perira

EL COMPROMISO DE LA GENTE DE BUSSCAR

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL

Una de las empresas más emblemáticas de la región, Busscar de Colombia, vivió literalmente una prueba de fuego a mediados de esta semana que culmina.

Las llamas que consumieron uno de sus depósitos de materias primas, no sólo pusieron en riesgo la vida de cientos de empleados que estaban a esa hora en la fábrica, sino que le hicieron una evaluación real a su capacidad de reacción frente una gran emergencia.

Dijo su presidente Roberto Gálvez Montealegre, al día siguiente en las noticias, que la línea de producción no se afectó, los productos terminados se pudieron salvar y aunque seguramente habrá algunas dificultades porque hay que comprar nuevos insumos, la fabrica podrá seguir operando, pero más importante que todo ello es que el incendio no produjo ni víctimas, ni heridos.

Ese resultado, ese panorama de hoy de la empresa, es un muy buen ejemplo para todos y una muestra clara de la importancia que tienen los sistemas de emergencia al interior de las empresas, sobre todo cuando más allá de cumplir un requisito, se convierten en un organismo vivo y actuante como sucedió con los empleados de la factoría.

La mejor manera de proteger un puesto de trabajo es haciendo bien las tareas que se le encomiendan a un empleado, pero el compromiso, la solidaridad y la camiseta puesta por la empresa de todos los empleados de Busscar permitieron salvar los 1400 empleos y todos los demás que se proyectan crear en torno a ella, esa es la otra gran lección.

Y ese compromiso es más fácil motivarlo, cuando desde la alta gerencia se da ejemplo, pero sobre todo se enseña y empodera a las personas para que vean su lugar de trabajo como su propia casa.

El dr. Gálvez, en su habitual serenidad estuvo al frente de la atención del siniestro, mantuvo informada a la comunidad de la zona sobre la situación, de manera particular y a través de los medios de comunicación.

Quiero resaltar además, la solidaridad de la gente de las empresas cercanas que pararon sus producciones para apoyar a Busscar, así como la de los organismos de socorro de Pereira y municipios aledaños que atendieron con prontitud esta emergencia.

Cuando hay sentido de pertenencia siempre funcionarán mejor las cosas y esa muestra de solidaridad y compromiso empresarial, demostrado por la gente de Busscar, debería llamarnos la atención como ciudadanos, pues no es sólo cuidar y mejorar lo particular, sino lo que es de todos.

En medio de la emergencia y pensando en el futuro de todos, los empleados de Busscar dieron una última y admirable lección: al unísono le dijeron a su líder empresarial, el dr Gálvez, que hiciera uso del rubro correspondiente a su prima de navidad para reponer las perdidas y cuando regresaran a la normalidad la empresa se las entregara.

Esas lecciones deberíamos aplicarlas entonces como pereiranos, y la mejor manera de hacerlo es poniendo en práctica la cultura ciudadana. Todos podemos aportar un grano de arena, en cuanto a orden, tolerancia, aseo, respeto por lo público, respeto por las normas, en fin, poniendo en práctica ese plan de acción que los seres humanos conocemos por el simple hecho de nuestra condición, para sacar adelante a Pereira.

Que gran ejemplo de liderazgo y compromiso el que nos han dado Roberto, su familia y todos sus empleados. Esos actos nos demuestran que tenemos todas las posibilidades de llevar a cabo los más grandes propósitos.
 
Regresar