Cámara de Comercio de Perira

REVIVIENDO EL PÁRAMO

Por: Mauricio Vega Lemus
@MauricioVegaL

Llegó agosto y comenzó la conmemoración de nuestro sesquicentenario, un mes especial de celebración, pero además una época para recordar y evocar. Qué bueno será entonces reencontrarnos con las historias de la ciudad y de sus ciudadanos para redescubrir vivencias, momentos y lugares que habitan en la memoria de quienes tuvimos la oportunidad de pasar por allí.

¿Qué pereirano de mi generación, hacia atrás y algunas hacia delante no pasó por El Páramo? Esa casona vieja donde muchos conocimos el aguardiente, al compás de los bambuqueros que interpretaban los versos del Maestro Luis Carlos González, es uno de los mayores recuerdos vivos de nuestra ciudad.

Por todo ello, el evento que se ha programado por parte del Instituto de Cultura, la Cámara de Comercio, La Ruana y el Periódico LaTarde, "Vuelve el Páramo: porque no hay tusa que dure 150 años ni corazón que lo resista", será un momento para recordar, con muchos de los que pasamos por allí, esos bellos momentos para enamorarse o para ahogar las penas de un mal de amores.

Ese lugar mágico del centro de la ciudad, no sólo nos permitió compartir el calor de un trago y la belleza de los bambucos, sino las historias de nuestros viejos, compartir en familia o con la barra de amigos, dedicar la primera canción y hasta ennoviarse, como me pasó a mi, que vengo de una familia tan musical.

El Páramo empezó en la segunda década del siglo pasado, en 1917, como una tienda de abarrotes en la 15 con 7, donde además se fabricaban jabón y velas de sebo. Después se convirtió en un ícono de ciudad en el que confluimos los pereiranos y llevamos a los amigos visitantes, pero también nos encontramos con las más importantes figuras de la política, incluso presidentes y ex presidentes de Colombia, así como buena parte de la farándula nacional.

Este sitio fue sin duda un sinónimo de Pereira y revivirlo es recrear el lugar donde se gestó gran parte de la historia del primer siglo de la ciudad, donde se encontraron todos los pereiranos y donde sabemos, con seguridad, que se inspiraron los más bellos versos del Maestro Luis Carlos González.

Por ello este próximo 13 de agosto en el teatro Santiago Londoño, al calor de los bambucos y las historias de El Páramo, reviviremos ese lugar, esa "fonda caminera" que Eleázar Orrego y luego Jorge, su hijo, nos mantuvieron abierta para escuchar las más lindas canciones de serenata y despecho y donde cada uno de los músicos nos enseñaron la canción a la medida de la enamorada.

Y que sea esta la ocasión propicia para que recuperemos de una vez por todas nuestra tradición bambuquera y le apostemos entre todos a volver a abrir uno de los íconos de la ciudad.
 
Regresar