• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

VAMOS MEJORANDO PERO NECESITAMOS UN NUEVO MATECAÑA

Por: Mauricio Vega Lemus

En el reciente informe de coyuntura económica que la Cámara de Comercio de Pereira Publicó, aparecen cifras bastantes significativas que nos demuestran que a pesar de no ser productores de los recursos que le generan crecimiento económico al país, nuestra economía, aún con todas sus dificultades, ha crecido de manera sostenida.

No voy a ahondar en lo que muy claramente explica el informe, pero si quiero continuar con el tema del aeropuerto Matecaña, pues en el documento referido hay una cifra que debemos resaltar porque se convierte en un argumento más para insistir en la remodelación de nuestro aeródromo de manera inmediata.

Según el documento, el incremento de pasajeros en lo relacionado con el transporte aéreo es recurrente desde el año 2000, salvo en el 2008 cuando hubo una disminución de viajeros. Para el año anterior el aumento de pasajeros fue de 4.3%, es decir que por Matecaña se movilizaron 36.000 pasajeros más que durante el año 2010.

Esa mayor movilidad de pasajeros aéreos es sin duda una muestra clara de que cada vez se viene a Pereira con intenciones de buscar nuevos negocios y que nuestro departamento está abriendo una mayor oferta para los mismos y el turismo corporativo va adquiriendo una mayor dinámica.

Y si el número de pasajeros crece, aún con todas las dificultades que tiene nuestro aeródromo, no alcanzaríamos a imaginar lo que podría ser nuestra ciudad con un aeropuerto del siglo XXI.

Nuestra ciudad necesita con suma urgencia mejorar las condiciones de Matecaña, no sólo para tener una sala de recibo de calidad para los Pereiranos y visitantes, sino para que nuestro aeropuerto sea un elemento que sume en materia de competitividad.

De hecho nuestra posición estratégica en el triángulo del café ya nos permite tener una gran ventaja competitiva y si tenemos un aeropuerto cómodo y sin restricciones, ello sumará muchos más puntos a la hora de ir a competir por inversionistas, compradores, turistas o por eventos a los que todo el mundo quiera venir.

Puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que muchos de los eventos que se hacen en el país no llegan a Pereira por la falta de garantías para llegar por vía aérea hasta nuestra capital.

Es pues imperioso darle vía libre a la remodelación, ampliación y acondicionamiento de Matecaña, no sólo como una gran opción para dinamizar la economía sino extender en el tiempo la visión cívica de nuestros ancestros. Las cifras RESPALDAN esa posibilidad de consolidar nuestra competitividad regional.

Y si a un nuevo aeropuerto le sumamos el anhelo de tener un parque temático que atraiga turistas a la ciudad, además de un verdadero centro de congresos y convenciones en EXPOFUTURO, tendremos sin duda en Pereira un atractivo punto de interés turístico a nivel nacional e internacional, que movilice flujos de personas no sólo en vacaciones o fines de semana, sino todos los días del año. Hay que ser ambiciosos: somos capaces de estas tres cosas y de muchas otras más.


 
Regresar