• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

SE REQUIERE YA UN NUEVO AEROPUERTO MATECAÑA

Por Mauricio Vega Lemus

 

Por años, los pereiranos nos hemos preciado de tener un espíritu cívico inmenso y lo ejemplificamos con el recuerdo de los grandes convites que nos dieron como resultado obras de desarrollo socioeconómico desde la infraestructura como el Aeropuerto, el Hospital San Jorge y la Villa Olímpica, entre otros.

 

Pero quedarnos sólo en el recuerdo, sin actuar, es vivir de la historia y hoy en un mundo globalizado y competitivo vivir de lo que hacíamos o de lo que hicieron nuestros ancestros no nos lleva a ningún Pereira, así vivamos aquí.

 

Y no vamos para ninguna parte con nuestra ciudad y nuestro desarrollo, si nos quedamos creyéndonos el cuento de que tenemos el mejor aeropuerto de la región. De nada nos sirve traer a la ciudad eventos tan importantes como el Congreso de Cotelco llevado a cabo la semana pasada, si los participantes al mismo sencillamente no pueden llegar a la ciudad por los problemas con los vuelos de Matecaña.

 

Lo único que en este momento tenemos son las condiciones para convertir el vetusto Matecaña en una verdadera puerta de entrada a la ciudad, un aeropuerto del siglo XXI donde los viajeros sientan que llegaron y volverán a una ciudad activa, comercial, turística, visionaria, atractiva y amable.

 

Debemos entender ya, que esa sala de recibo de la ciudad se nos quedó pequeña y que allí hay que trabajar muy fuerte en la recuperación del aeródromo.

 

El aeropuerto Matecaña de Pereira, aún en las condiciones en que está, le sigue sirviendo a casi toda la región y esa ventaja comparativa tenemos que seguirla explotando y no podemos perderla por no tomar la decisión de sacar adelante las obras que se requieren.

 

Las dificultades de clima que afectan a Matecaña, y en general a la región cafetera para sus operaciones, tienen solución, acondicionando la pista a la normatividad exigida que permiten la salida y aterrizaje de las aeronaves aún en condiciones climáticas adversas, pero más que eso, acordando con la Aeronáutica Civil unas nuevas condiciones de despegues y aterrizajes ajustadas a la moderna tecnología con que hoy cuentan los aviones que llegan a Pereira.

 

No podemos seguir cancelando citas o haciendo perder el tiempo y recursos económicos a los empresarios, inversionistas, conferencistas, comerciantes o turistas, por cuenta de las restricciones que hoy tenemos en Matecaña.

 

Pero además de lo anterior, es imperiosa e ineludible la remodelación total de la terminal aérea. No solo con pequeños remiendos, sino con la construcción de un moderno edificio y equipamientos que brinden comodidad y haga que la gente quiera llegar y salir por el aeropuerto de Pereira. Esta ciudad es el centro de una gran región y requiere con urgencia un nuevo aeropuerto Matecaña adecuado al siglo que vivimos hoy.

 

Al Señor Alcalde le hemos dicho en distintos escenarios: empiece ya con las obras en el aeropuerto, que cuenta con nuestro respaldo y el de toda la comunidad. La administración municipal cuenta con un proyecto excelente para el terminal aéreo que debe empezar a ejecutarse cuanto antes.

 

Dejar deteriorar aún más el Matecaña y no ponerlo a la altura del nuevo mundo globalizado, es dejar deteriorar, además de la competitividad de la ciudad, el civismo de nuestros ancestros que nos ha respaldado por años. Por esa vía y más temprano de lo que imaginamos, la historia nos terminará pasando la cuenta de cobro si no actuamos con decisión, visión de futuro y con la herencia del civismo. Así que manos a la obra.

 

 
Regresar