• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

LOS RETOS DEL COMERCIO TRADICIONAL

Por: Eric Duport Jaramillo

Para nadie es un secreto que Pereira se ha venido consolidando a nivel regional y nacional, como un centro comercial de cielos abiertos. En reciente informe de un diario económico nacional, se muestra cómo Pereira es la ciudad del país con el mayor número de metros cuadrados dedicados a centros comerciales y grandes superficies, por número de habitantes.

La apertura hoy del centro comercial más importante de Dosquebradas es una noticia muy importante para el municipio industrial de Risaralda, que ha visto en el comercio y en su transformación física, un importante medio para repartir la torta sectorial que estuvo por muchos años ligados a la industria y más recientemente a la logística.

Lo cierto es que nuestro departamento cuenta con una oferta de comercio, productos y servicios que pocas ciudades del mismo tamaño o incluso algunas más grandes tienen. Todo esto, al servicio de los habitantes de toda una región compuesta por varios departamentos y de los visitantes que llegan en épocas especiales.

Sin embargo, tanta abundancia puede ser buena para el consumidor, pero se la pone más dura cada vez al comerciante. El comercio tradicional de Pereira hoy en día tiene el gran reto de sacar sus más importantes armas para combatir frente a las grandes marcas que llegan y llegan buscando un mercado que en realidad es amplio pero que carece de un poder adquisitivo que tenga la capacidad de comprarles a todos.

Tal como lo mencioné la semana pasada en el acto de reconocimiento que la Cámara de Comercio de Pereira le rindió a Comercializadora Santander y a don Alfonso Gómez; la tradición del ejercicio del comercio contó con la sabiduría y la voluntad de la familia para mantener un negocio en pie, a pesar de las amenazas internas y externas. Sus hijos, con el orgullo y la voluntad de continuar un legado familiar, le imprimieron estilo propio, nuevas ideas y sangre joven para entender los restos del mercado, contando siempre con la guía del fundador, su señor padre.

A una tienda cualquiera, le incluyeron capacidad gerencial, desarrollaron una marca propia que hoy en día se distribuye en todo el país, y montaron un sistema inteligente de relacionamiento con los clientes que les permite entender las necesidades del mercado y las preferencias de los consumidores.

No todos los comerciantes tradicionales tienen la suerte de tener una familia motivada con continuar con el negocio, sin embargo, nuestras universidades están formando miles de profesionales que esperan por una oportunidad de poner en práctica nuevos conocimientos y técnicas interesantes para transformar los negocios. No pensemos que estos profesionales están solamente preparados para entrar a hacer parte de empresas de servicios o a la industria, muchos de ellos llevan la vena comercial de los pereiranos, y podrán tener la solución para estimular el desarrollo de nuevos negocios.

Igualmente los gremios como Fenalco y la Cámara de Comercio de Pereira, podemos ofrecer un sinnúmero de herramientas para convertir a nuestro comercio tradicional, en un jugador fuerte en este competido entorno local, nacional e internacional.

 
Regresar