• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

SÓLO VOTE

Eric Duport Jaramillo

 

El próximo domingo tenemos una cita con la democracia y de paso con el futuro y prosperidad de nuestra ciudad y nuestra región en los próximos 4 años.

 

Ese será un período donde además de las grandes oportunidades que pudiéramos llegar a tener, tendremos  que cumplir un compromiso con la historia de nuestra capital: el Sesquicentenario.

 

Por ello el domingo 30 de octubre no saque disculpas, vaya a su puesto de votación y sufrague, no le dé miedo, no le dé temor, y mucho menos, pereza.

 

Atrás dejemos esas disculpas tradicionales que tenemos de no votar, hágalo por cualquiera o por la democracia, es decir, por el candidato de su preferencia o en blanco demostrando así su desacuerdo con los postulados.

 

Este domingo está en juego el futuro de nuestra ciudad y nuestro departamento y el de más de mil municipios en todo el país y es tal vez la oportunidad única para cambiar lo que no nos gusta de manera pacífica y con las herramientas constitucionales.

 

El próximo lunes seguramente muchos de quienes vemos hoy en vallas, pancartas, carteles, cartelones, afiches, calcomanías, fotos, y toda clase de publicidad, cambiarán sus sonrisas y manos abiertas por incertidumbre si fueron derrotados, a muchos les dará alegría verlos así a otros posiblemente lástima.

 

Quienes ganen seguramente podrán sonreír y ojalá lo hagan porque en su plan de gobierno y en sus actuaciones futuras, como representantes de una comunidad que les confirió el mandato, actúen para que la esperanza de esos electores y aún quienes no votaron por ellos se avive y despierte cada vez más optimismo y credibilidad.

 

Lo mejor de esta campaña es que por fin termina ese insoportable cúmulo de agravios, que sólo atizan odios y rencores y no contribuyen con el desarrollo y menos con la imagen de una ciudad tan bella como la nuestra.

 

Quien gane, sea de nuestra preferencia o contrario, será el gobernador y el diputado de todos los que vivimos en el departamento, y el elegido como  alcalde, o concejal lo será de todos los habitantes de ese municipio.

 

Para ello debemos prepararnos los ciudadanos, pero deben prepararse aún más ustedes señores candidatos, para interactuar con los de pensamientos iguales y con los de ideas totalmente opuestas.

 

En el respeto por las diferencias que están enmarcadas en la ley y en el diálogo abierto y constructivo seguramente estará el mejor futuro de una ciudad que amo entrañablemente.

 
Regresar