• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

INFÓRMESE Y TOME UNA DECISIÓN

La cantidad de vallas de candidatos ubicadas en las distintas vías arterias de la ciudad nos dice que el partidor de la carrera electoral empezó y que si bien hay muchos conocidos, hay muchos nuevos que se le midieron a participar.

Me parece muy importante que haya caras nuevas en la contienda y que existan personas, sin una aparente trayectoria política, que decidieron poner su nombre a consideración. Igualmente hay otros muy curtidos en el ejercicio que han demostrado con creces que la actividad política es un camino válido para la búsqueda del mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad.

Ello abre el abanico de posibilidades para quienes creemos en que ejercer el derecho al voto es la mejor posibilidad que tiene la democracia y el camino para construir un mejor futuro para la ciudad y los ciudadanos.

Lo más importante allí es empezar desde ya a buscar esa opción que responda a las necesidades de una ciudad que requiere de un muy buen director de orquesta y unos músicos muy bien afinados al plan de gobierno y no a la coyuntura política.

Ese director será responsabilidad de cada uno de nosotros, lo mismo que quienes aspiran ser intérpretes en la orquesta y por ello en ese proceso de selección debemos ser altamente objetivos.

Cuando digo ser altamente objetivos es no descalificar de entrada con esas frases populares como: “a ese no lo conocen ni en la casa”, o “más vale malo conocido…”

Creo que es hora de ir madurando en materia electoral y dejar de pensar que quienes ejercen la política son malos por el solo hecho de participar en esta actividad.

A lo que debemos comprometernos todos a hacer es a estar atentos, a comparar argumentos, a ir a las urnas y a elegir a esas personas en las que confiemos. No podemos seguir votando en contra, por descarte, o dejar de hacerlo con el argumento, “no hay por quién votar”.

Esos extremos de la democracia son tan viciosos como las tradicionales promesas incumplidas en cada una de las campañas y la forma de eliminarlos es buscando y rebuscando, consultando, preguntando, estando alerta y tomar una decisión, que al menos le deje la tranquilidad a las personas de decir al final del ejercicio, acerté o me equivoqué y de allí existan los argumentos necesarios para saber en la próxima ocasión como escoger.

Participar es el primer escalón para aprender a elegir bien y ese deber que se avecina en octubre será una nueva experiencia para los que ya lo han hecho, pero un aprendizaje para quienes irán por primera vez, lo más importante es que cuando votemos lo hagamos a conciencia con convicción y luego de hacer una efectiva selección.

Nota: El próximo alcalde y los concejales tendrán en sus manos un reto que ha ido liderando de manera clara y concertada con la sociedad, el doctor Gustavo Orozco, el Sesquicentenario: un trabajo que va por muy buen camino y que me atrevo a decir, debe ser un compromiso de quienes aspiren a ser elegidos.

 
Regresar