• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

NATURA FEROZ

Por: Eric Duport Jaramillo

Después de ver las imágenes de lo ocurrido en Japón caben preguntas frente a la fuerza de la naturaleza? Creo que la respuesta es no, la fuerza de la naturaleza, es tan impredecible, como devastadora, tan ilógica como sorpresiva.

Quiénes mejor preparados para afrontar los sismos que los japoneses? Tal vez ningún país haya profundizado mejor en un tema que es de su diario vivir, allí los terremotos de entre 6 y 7 grados, como los que hemos debido afrontar en nuestro país, son constantes pero seguramente no tan catastróficos como los nuestros.

En ese orden de ideas habrían previsto algo de la magnitud de la catástrofe ocurrida el viernes? Tal vez nadie creería que esto pudiese suceder. Hoy las aterradoras imágenes que muestran en los distintos canales nacionales e internacionales, nos abren los ojos sobre el poder incontrolable de la naturaleza y dan fe de que este planeta feroz es capaz de sobrepasar cualquier barrera que le pongamos para resguardarnos.

Las los territorios, continentales, insulares y marinos poseen características bien distintas y bien definidas, pero ello no evita que aquí o en el Japón la naturaleza haga de las suyas cuando a bien tenga.

La diferencia está en la preparación, en la alerta temprana, en el madrugarle a la tragedia.  Al ver el agua atravesando las calles, y arrasando lo que se encontrara a su paso, no puede uno dejar de recordar la catástrofe de Armero donde la mayoría de sus habitantes ni cuenta se dieron que venía una avalancha sobre su poblado que los borró del mapa.

Cuánto tiempo, fuerza y velocidad desatados contra carros, aviones, casas, barcos, postes, infraestructuras, todo lo que a su paso encontrara este poder de la naturaleza?  Cuánto contra la gente?

Después de lo ocurrido en un país de alta preparación contra los riesgos de la naturaleza hay que entender que la fuerza de natura no tiene límites.  La única alternativa es convivir en paz con ella, pero a la espera de cualquiera de sus arrebatos.

Seguramente Japón, como a finales de la Segunda Guerra Mundial se levantará de las cenizas, con la mayor parte de su población viva a pesar de la catástrofe, entretanto en el país seguiremos con el recuerdo de más de 25 mil pobladores muertos que no se fueron de Armero cuando sonó la alarma.

 
Regresar