• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

100% FELICTACIONES

Por: Eric Duport Jaramillo

Desde el año 2007, jóvenes entusiastas de la ciudad hicieron realidad un proyecto local que ha empezado a trascender a otros departamentos y ha puesto en franca lid historias empresariales, culturales, sociales y de distinta índole que buscan una oportunidad de darse a conocer.

Fue así como nacieron los premios 100% colombiano, una iniciativa que le ha dado la oportunidad a cientos de jóvenes de demostrar su talento, innovación y sus capacidades en diferentes actividades o sectores desde su creación y al que en esta edición han concurrido iniciativas de los departamentos de Antioquia, Valle, Quindío, Caldas, Tolima y por supuesto Risaralda.

Este próximo sábado en una velada que se anuncia como espectacular, en Expofuturo, se contarán las historias del Joven Orgullo Social, Joven Orgullo del Deporte y Joven Orgullo Cultural 100% Colombiano en las categorías individuales.

En las categorías grupales se conocerá el Mejor Proyecto Empresarial,

Mejor Proyecto Social, Mejor Proyecto institucional, Mejor Proyecto Ambiental y Mejor Proyecto Cultural 100% Colombiano.

Serán 32 nominados los que hagan presencia en esta espectacular velada a la que concurrirán esas historias de vida, de logros, de innovación, de sueños, de solidaridad que seguramente serán ejemplo para las próximas generaciones.

Estos reconocimientos son sin duda agua y vida para esas semillas que aspiran germinar con éxito para seguir desarrollándose para bien de la gente y para bien de la región.

Bien vale la pena hacerle un reconocimiento a Carlos Laguna, un inquieto joven que ha jalonado este proyecto y que de puerta en puerta ha ido encontrando el eco necesario para que se le abran las puertas a muchos jóvenes y sus historias puedan ser contadas.

Muchas felicitaciones a todos los participantes, lógicamente a los nominados y felicitaciones por anticipado a quienes subirán al podio este sábado y desde allí nos mostrarán por qué su historia ya no sólo debe ser contada sino reconocida.

 
 
 
 

 
Regresar