• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

DE ACUERDO ¿POR QUÉ PROTESTAN?

Por Eric Duport Jaramillo

Creo que me identifico plenamente con el editorial de ayer y sé que muchos, quienes vivimos en la ciudad de Pereira, también comparten la posición del periódico con respecto a los motociclistas.

En varias ocasiones he advertido sobre este tema no solo llamando a las autoridades a ejercer el control sino a los conductores de moto a que tengan la suficiente cordura para compartir la vía con el resto de usuarios.

En el editorial mencionado les recuerdan todas y cada una de las normas que constantemente violan, poniendo en riesgo su integridad y la de muchas otras personas.

Los motociclistas por la versatilidad de su vehículo no tienen licencia para hacer lo que se les venga en gana por los andenes o la vía del Megabús, o los pasos peatonales, ni en ningún lugar.

Deben aprender que si hay trancón, lo mínimo que deberían hacer es la fila como cualquier vehículo de cuatro ruedas, pues así lo estipulan las normas de tránsito y no intentar hacerse el malabarista por entre los vehículos y mucho menos el vándalo transitando por el andén.

Señores de las motos: quienes estamos en una fila no estamos ahí por gusto, estamos ahí porque nos toca esperar el momento oportuno para pasar y verlos hacer maniobras indebidas molesta, sobre todo, cuando terminan ayudando a hacer más desorden y más trancón.

Creo que las motos en la ciudad son una muy buena posibilidad para solucionarle los problemas de movilidad a cientos de ciudadanos, sin embargo el abuso y la indolencia con la que una gran mayoría maneja no les da autoridad para hacer exigencias.

Las estadísticas de accidentes en moto siguen creciendo y estoy casi seguro que en la mayoría de las ocasiones mucho tiene que ver la imprudencia de los usuarios de estos vehículos.  Los ejemplos abundan y para la muestra simplemente vean los periódicos.

Creo que más allá de hacer exigencias, lo que deberían hacer los motociclistas es un alto en el camino, no en la mitad de la vía, reflexionar por donde están caminando y a quien están afectando, usar el carril que les corresponde y mirar no sobre las restricciones sino sobre la obligaciones y deberes, que más que normas son su seguro de vida.
 

 
Regresar