• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

Qué viene para Risaralda (II)

Por: Eric Duport Jaramillo

(Pereira, 28 de julio de 2010) La semana pasada me referí en un artículo con el mismo título a la falta de proyectos de infraestructura que tiene Risaralda y que limitan la posibilidad de nuestros gobernantes y políticos para hacer gestión ante el gobierno nacional.

Recibí bastantes comentarios de dicho escrito, entre otros, el de Carlos Alberto Osorio quien con claridad argumenta que, ante la aprobación de la obra de infraestructura denominada Autopistas de la Montaña, que busca sacar a Medellín de su encierro, y que tiene como una de sus obras la vía La Virginia-Irra, se hace necesario plantear con urgencia la doble calzada entre Cerritos y La Virginia, obra que está incluida en el Plan de Ordenamiento Territorial de Pereira.

Argumenta con razón, además, que con la aprobación de la Zona Franca Internacional en Caimalito, será necesario hacerle un mejoramiento a dicha vía, pues será por allí que se movilice gran parte de las mercancías de nuestra región.

Lamento con tristeza para nuestra ciudad y nuestra inteligencia que nos hayamos dejado meter semejante mamarracho como lo es el “puente túnel” de cerritos, que al parecer, fue construido con el peor diseño con el fin de que costara la mayor cantidad de dinero posible. Mientras el puente Helicoidal será un ícono de la ingeniería, el de cerritos será un ícono del despilfarro que no le dio ninguna solución a ese sector estratégico del desarrollo de nuestro departamento. Lástima que al Ministro de Transporte le haya gustado tanto. Así me lo dijo el propio Ministro.

Otra vía que es completamente necesaria es la conexión de Punto 30 con Pereira. Al parecer quedó un recurso en el Conpes para realizar los diseños de esa vía que en la actualidad es la llegada más importante de la ciudad y cada día se vuelve más intransitable. Tenemos que meterla en la lista para el Presidente Santos.

El occidente de Risaralda y gran parte de Caldas necesitan hoy, más que nunca, proyectos estratégicos que le generen desarrollo a sus municipios. El problema del desempleo de Pereira está en gran parte materializado en la falta de oportunidades que tienen los habitantes de esa región que los obliga a trasladarse al área metropolitana. Por eso, aunque costoso, el embalse turístico del río Mapa es un proyecto detonante que le daría a esa región la mejor oportunidad de desarrollo, y la convertiría en polo turístico del occidente colombiano. Embalse, montañas, cafetales y gente amable: pocos lugares en el mundo tendrían la posibilidad de ofrecer tanto valor agregado a sus visitantes.

Seguiremos acompañando las gestiones del gobernador de Risaralda para ver ese embalse, algún día, convertido en realidad, entendiendo que los pereiranos seríamos los principales beneficiarios de dicho proyecto.

Risaralda tiene muchas necesidades actualmente y sería supremamente importante que entre todos empecemos a pensar en las obras o proyectos que podrían ayudarlo a convertirse en un departamento mucho más competitivo.

 

 
Regresar