• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

EL COMANDANTE PASTOR

Por: Eric Duport Jaramillo

 (Pereira,4 de febrero de 2010) Observando ayer la televisión me encontré nuevamente a nuestro disparatado vecino presidente, gritando aleluyas por la resurrección de la revolución. 

Decía en su discurso: "Resucitó el socialismo en la Venezuela Bolivariana. ¡El proyecto de Cristo!" "Hemos cruzado con éxito un conjunto de situaciones que nos permite presentarnos con la frente en alto, con fortaleza moral y política, que no es para cantar victoria, porque el diablo nunca duerme". 

Esa combinación de su politiquería barata ahora con la religión me hizo recordar ese macabro episodio de la historia mundial cuando a un loco lo siguieron cientos de personas que terminaron envenenados en Guyana. 

Lo que nunca pensé es que la realidad de los venezolanos seguidores de Chávez sea tan parecida a la que creó, James Warren Jones, más conocido como Jim Jones, fundador de la secta Templo del Pueblo. 

Y es que los discursos, intervenciones y presentaciones del vecino cada vez más se parecen a la predicación de un pastor, alabado por sus fieles creyentes y aplaudido por sus acólitos de camisa roja quienes le profesan una fe ciega. 

Dice wikipedia sobre Jones: “Ésta secta cometió suicidio intencional masivo con veneno (limonada con cianuro) el 18 de noviembre de 1978, en una granja aislada del grupo llamada Jonestown (ciudad de Jones), localizada en la Guyana. Los miembros del grupo siguieron a Jim Jones desde Estados Unidos hasta la selva del país sudamericano, donde, según la incoherente doctrina de salvación de su líder, se convertiría en realidad el paraíso en la Tierra”. 

Lo que hace el señor de enseguida no dista mucho de las ideas del pastor suicida, pues los seguidores de éste irán hasta donde les indique el excoronel, ojalá no sea al suicidio humano porque el económico y social ya está consumado; la resurrección de la revolución Bolivariana, sí que es una incoherente doctrina y si piensa gobernar con su revolución 900 años estamos asistiendo a la fundación de su paraíso en la tierra. 

Vuelvo y cito a wikipedia “Jones, quien hacía tiempo que había creado una atmósfera de miedo y permanente amenaza externa, empezó a fomentar entre sus adeptos una sensación de fin de mundo”.  Esta última frase parece que la siguiera al pie de la letra el locuaz mandatario de enseguida.  Atmosfera de miedo: evidente, cierre de medios y dispersión de las manifestaciones; amenaza externa: pues los gringos y los colombianos; fin del mundo: patria o muerte. 

Ojalá que lo sucedido en Guyana hace ya más de 32 años, no se vaya a repetir, de ninguna manera, con el pueblo Venezolano.

 
 
 

 
Regresar