• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

LA FORTALEZA DEL PRESIDENTE

Por Eric Duport Jaramillo

El entrecomillado es de Saúl Hernández, y pueden ver todo el texto en http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/salhernndez/las-bases-factor-de-disuasion_5985847-1. “A Chávez y sus títeres se les permitió regodearse demasiado con majaderías sacadas de ese documento "ultrasecreto" que cualquier estudiante copietas puede bajar de Internet, como esa de que hasta el África quedaría a merced de un C-17 desde Palanquero. ¡Cuántos ignorantes estarán creyendo que Estados Unidos va a bombardear al mundo, desde Colombia, con un avión de carga!”.

Es la posición de un columnista nacional, contrario a muchos colombianos que aún consideran que al Presidente Uribe le fue mal en Unasur, simplemente miren el titular de la revista Semana.

Me parece que nada está más alejado de la realidad que decir que el presidente perdió, que al presidente le fue mal y que Colombia quedó aislada. 

En esta ocasión el presidente se la jugó completa, hasta el punto de poner al locuaz vecino en una situación que no le permitió esgrimir sus permanentes improperios contra el país y contra los colombianos de bien.

El vecino del lado siempre trata de imitar las acciones nacionales a punta de show y me parece curioso que luego de las revelaciones de los computadores de Reyes haya salido el hoy invisible Rodríguez Chacin con otro computador diciendo que era el decomisado a Jabón, de donde jamás han podido sacar, ni sacarán, algo contra el país y el gobierno nacional. Curiosamente luego de Unasur, a donde Uribe llevó una maleta que no abrió, en el más aburridor de los programas de humor de toda la televisión, Aló Presidente, sacó una maleta donde según el émulo de Bolívar estaban todas las pruebas.   ¡Que mieedoooo!

El documento llevado por Chávez más parecía un sofisma de distracción para no afrontar el verdadero debate que era la lucha contra el narcotráfico. Eso se evidenció cuando en la recriminación mundial que le hizo el Presidente Uribe por calificar a un terrorista como Reyes,  como “buen revolucionario”, el vecino no moduló.  Y no moduló sólo por prudencia política, sino por no poder contradecir la verdad.

Esas no son afrentas menores, ni mucho menos, como tampoco lo son sus tentáculos políticos en la región y ahora en nuestro país donde debemos tener especial cuidado de no permitir que esos petrodólares que hoy comprometen la solidaridad de otros mandatarios, sean el puente para la llegada de un añejo comunismo.

Seguramente es importante que Colombia y su cancillería generen una nueva estrategia de relaciones internacionales con otros países más afines a los principios de la democracia nacional, como lo anota el ex ministro Rudolf Hommes.

De lo que no me queda duda es que en Unasur las payasadas tradicionales de unos que hablan con voz de chafarote y otros con voz de solapado haciéndose la víctima, no pudieron ni con la razón, ni con la verdad.
 

 
Regresar