• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

NECESIDADES SENTIDAS

Por Eric Duport Jaramillo

En el Foro de Gerentes de ayer, quienes asistimos, tuvimos la oportunidad de compartir un excelente espacio, lleno de reflexiones y de ideas que tenemos que empezar a aplicar para encontrar rumbos expeditos que nos permitan desarrollar la ciudad y la región y, de paso, aportarle verdaderamente al país.

La exposición hecha por el rector de Eafit de Medellín, Juan Luis Mejía, se centró específicamente en materia de educación superior y el primer concepto que detalló fue el enfoque multicultural y de bilingüismo que debe tener la academia de hoy, en el marco de la globalización.

Ese es un primer punto sobre el que nuestras instituciones educativas deben empezar a hacer énfasis profundo, así como iniciar un fuerte proceso de fomento de investigaciones que abran paso a la creación de conocimiento como aporte al desarrollo de la región y del país.

En ese punto sobre conocimiento dijo dos cosas claves: la primera la falta de doctores en el país, un indicador que no nos posiciona bien a nivel mundial en competitividad, pues mientras en Colombia producimos 300 doctores por año, países como Chile superan los mil; pero más grave aún es que los mejores profesionales egresados de las universidades colombianas, están siendo reclutados por multinacionales que invierten en estos nuevos talentos para que se queden en sus empresas.

Eso entre algunos de los aspectos en los que debemos trabajar no sólo las universidades sino las empresas para retener ese potencial humano y ponerlo a producir para beneficio del país.  Aquí quiero referirme a una cifra interesante que debe quedar como reflexión: los empresarios colombianos aportaron 20 millones de dólares para Colfuturo, con miras a financiar estudios doctorales de colombianos en el exterior, mientras tanto, en Chile, se creó un fondo de 6 mil 500 millones de dólares, provenientes de la industria del cobre, para un propósito similar.

He ahí algunos aspectos sobre los que debemos empezar a trabajar de manera rápida en la academia, la creación de conocimiento que sirva de soporte a las actividades empresariales que hay en sus entornos.  Muchas veces las investigaciones que se hacen en el país o en la región difícilmente son aplicables al entorno.

Es pues una apuesta en la que además de los privados y la académica debe estar el sector público, propiciando las condiciones, para que cada día las empresas y las universidades tengan más posibilidades de hacer su aporte al crecimiento económico y social de la región y el país.
 

 
Regresar