• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

Preparados para el turismo?

(4 de febrero de 2009) La semana pasada estuvo en la ciudad una amiga que no venía a Pereira hace varios años. Vino con su marido extranjero y su hijo a reencontrarse con su familia, sus amigos y sorprenderse con el desarrollo de la ciudad.
 
Como era lógico, les recomendamos que pasaran la noche en uno de los hoteles campestres más conocidos de la región, para que pudieran apreciar lo bien preparados que estábamos para recibir a los turistas internacionales.

Efectivamente se acomodaron en el hotel que habían reservado y donde les ofrecieron bar, discoteca, sala de juegos y otros atractivos que no pudieron conocer porque estaban cerrados.
En la noche, el marido sintió una desagradable sensación en su cara, era una cucaracha que merodeaba por la cama y que logró matar inmediatamente. Al ver el escándalo, mi amiga prendió la luz y alcanzó a ver en el techo y las paredes unas cuatro cucarachas más.
 
Corrieron al lobby del hotel a solicitar un cambio de habitación que casi no les autorizan pues ella les dijo que se iba a negar a pagar la cuenta. Tuvo que amenazar al gerente con armar un escándalo para lograr que no fuera cobrada la noche en el hotel.
 
Esta simple historia que le sucedió a mi amiga, podría bien sucederle a cualquier otro turista internacional. Y sobre esta lección tenemos que lograr un aprendizaje.
 
Esta visita me dejó varias inquietudes. Estamos verdaderamente preparados en el Triángulo del Café para recibir un turismo internacional? Cualquier turista extranjero se enloquecería con la forma de conducir de los colombianos. Cualquier turista evitaría a toda costa entrar al centro de la ciudad y caminar entre vendedores ambulantes y vehículos que no respetan las cebras, ni los cruces en los que supuestamente tiene la vía el peatón.
 
Como vemos, son detalles que se pueden mejorar y que tenemos la obligación de hacerlo. Requerimos de una política regional de turismo para que el Triángulo del Café sea nuevamente líder en turismo nacional y algún día sea un referente en turismo internacional.
 
Nuestro clima es único, nuestros paisajes son únicos, nuestra cultura cafetera es única y sobretodo, nuestra gente es única. Por eso, hace falta mayor control del las autoridades del sector y pensar mucho más allá de lo ofrecido al cliente, para convertir a esta región en un polo turístico y por qué no, en una región que le ofrece calidad de vida a quien esté buscando un lugar en donde pasar la última etapa de su vida
.
En todos y cada uno de los talleres, seminarios, diplomados y especializaciones en mercadeo se oye repetir que lo mejor que puede hacer una empresa es brindarle experiencias placenteras a los consumidores o usuarios y de lo único que estoy seguro es que la experiencia de mi amiga no fue como dicen los cánones del marketing y del servicio al cliente.

Ahora que tanto estamos hablando de estos dos temas quiero alertar a las autoridades, alertar hoteleros, pues no podemos darle oportunidad al voz a voz de desbaratar en una noche lo que con esfuerzo se construye para abrirle nuevas posibilidades de desarrollo a la ciudad y la región.

 
Regresar