• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

Incentivar el turismo al interior de Risaralda

Recientemente, cuando nos visitó el embajador de Colombia ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, nos habló de las posibilidades que tenemos en la región para hacer un turismo especializado en el avistamiento de aves, dado las grandes comunidades que existen en Europa y que desean entrar a nuestro país, que goza, según él, de la mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado en el mundo.

Esta semana Juan Manuel Álvarez Villegas, gerente de la Carder, presentó los adelantos sobre la llamada "Vía Lenta" para atraer turismo hacia Marsella, una opción que permite hacer un recorrido sin afán, que permite disfrutar de los atractivos gastronómicos y paisajísticos del camino. La idea, claro, surge del deterioro que se ha visto en las carreteras del departamento, pero que, como lo veo yo, puede ser una opción momentánea que podría ayudar a la reactivación de la economía local, que conllevaría al logro de un mayor interés del sector privado en invertir en la zona, obteniendo con ello, un mayor desarrollo.

Somos nosotros quienes tenemos que hacerle fuerza a nuestro departamento. Risaralda cuenta con una rica variedad de opciones turísticas, con municipios con una arquitectura hermosa, con posibilidades de ecoturismo en cada uno de ellos, y con un talento humano podríamos preparar para esta industria.

La Gobernación y la Presidencia de la República están haciendo un gran esfuerzo para el fomento del turismo en el departamento. Hoy todas esas opciones pueden ser consultadas a través del portal web  www.risaraldaturistica.com.co. En él, se evidencian las opciones que ofrece cada municipio para disfrutar.

El Quindío ha sido un gran ejemplo de explotación del turismo, haciendo obras en sus municipios que van desde adaptar una calle, pintarla y llenarla de artesanías y restaurantes, como en Salento, hasta construir carreteras aptas para llegar a ellos. Pero el esfuerzo ha sido progresivo y viene desde años atrás.

En Risaralda tenemos que hacerlo, para empezar nosotros mismos a incentivar el turismo en nuestro departamento, visitar nuestros municipios, disfrutar de todo lo que ofrecen, llevar a nuestros invitados a ellos, y así, poco a poco, iremos reactivando las economías locales. Con mayor afluencia de personas habrá más inversión y podremos construir las carreteras que nos merecemos. El reto es ganarnos ese apoyo.

Debemos aprovechar que hay liderazgo y voluntad política para desarrollar esta industria en nuestro departamento. Ellos están poniendo su parte, ahora nosotros tenemos que poner la nuestra y visitar esta tierra con la que fuimos bendecidos.
 
Regresar