• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

La Cámara y el Civismo

"Nos ratificamos hoy en lo que decíamos ayer, las Cámaras de Comercio son el elemento vital que se llama el civismo. El civismo es la expresión del amor, del interés por la civis, por la ciudad. Las ciudades de la antigua Roma son la base y la esencia de todo el desarrollo de una comunidad, en la ciudad se congregan todos, todos los ímpetus y todas las fuerzas de la ciudad misma y de la región...", así comienza el editorial de Fernando Londoño Hoyos en el programa La Hora de la Verdad del pasado 8 de febrero.

Y lo traigo a colación porque ha sido propósito de esta administración de la Cámara de Comercio, renovar esa bella herencia que nos dejaron los abuelos, representada físicamente en las más grandes obras que hoy nos enorgullecen y nos invitan a seguir promoviendo las gestas que le dieron lustre a nuestra ciudad. Las Cámaras son por esencia las voceras de la sociedad civil, velan por sus derechos con independencia de intereses políticos. Sus objetivos, nacidos del gremio de los comerciantes, hoy se ubican del lado de toda la comunidad.

Ahora que estamos ad portas de conmemorar los 150 años de nuestra ciudad, el llamado es a la unión y al trabajo asociado por los intereses superiores de la ciudad y de la región.

Dice también el editorialista que "las Cámaras son elemento esencial del poder espontáneo de la sociedad a donde va la gente que quiere servir a los propósitos ciudadanos?.

Y ese es nuestro gran propósito, ir mucho más allá de las tareas que cumplimos y abrirle las puertas al desarrollo de nuestra ciudad y nuestra región y ello sólo se logra con la unión de voluntades.

Ya lo destacó la Sra. Ministra de Transporte en su visita a Pereira, cuando dijo que los pereiranos habíamos acudido en gavilla a abogar por los recursos para el Aeropuerto Matecaña.

Esas son las uniones de voluntades que necesitamos, esas son las acciones del poder espontáneo que requerimos, esas son las muestras del interés por servir a los más altos propósitos, que están reunidas en algo que debemos seguir promoviendo los pereiranos: el civismo.

En la Cámara de Comercio de Pereira creemos en el civismo, sobre todo en ese civismo legado que ha hecho grande la ciudad. Y creemos en que nuestro trabajo empieza por unir esfuerzos, conciliar voluntades y pensar en grande por esta región maravillosa que Dios nos permitió habitar.

@mauriciovegal
 
Regresar