• Imagen no. 1090
  • Imagen no. 1091




Buscar

Boletín de Noticias

Nombre:
Correo electrónico:

Alianzas

Un Agradecimiento

Poco antes de cumplir 12 años al frente de la dirección editorial de esta casa periodística, deja su cargo pero además la ciudad, la periodista Sonia Díaz Mantilla, una mujer que le dio no solo un giro de 180 grados a la calidad informativa del periódico sino que le midió el pulso a los más trascendentales temas de nuestra capital.

El "todos somos pereiranos? lo asumió Sonia desde su llegada a la Villa de Cañarte, y creo que su compromiso con la ciudad y sus gentes está plasmado en sus acertados y decididos editoriales con los que le midió el pulso a todos los sectores.
Creo que esa visión de ciudad que nos transmitió Sonia fue amplia y transparente, pero además, una opinión 100% interesada solo en el beneficio común de los pereiranos.

Su profesionalismo y talante lo demostró en cada una de sus líneas, pero además en su decidida participación cuando se le convocaba para discutir ideas o proyectos para beneficio de Pereira.

Recuerdo por allá en el 2002 que le propuse a los medios de la región la realización de un programa que llamamos Candidatos Visibles, proyecto que nos permitió abrir un escenario de debates y acercamiento entre los candidatos y los electores durante varios procesos y en el cual Sonia jugó un trascendental papel, no sólo como apoyo desde el periódico, sino en la construcción de ese escenario que marcó una nueva historia en la forma de hacer debates en la región.

Como ese fueron muchos los escenarios donde nos acompañó, nos orientó, nos apoyó, nos criticó o se opuso, poniendo siempre por encima su profesionalismo e independencia.

Creo que hoy debe estar sintiendo lo que hace casi 12 años cuando dejó su natal Bucaramanga, una gran nostalgia por la gente que deja en Pereira, que de alguna manera fue su familia en esta tierra cafetera.

Nos va a hacer mucha falta Sonia pero yo apelaría a la maldición de Cañarte, aunque el Padre Fidel nos decía que era la Bendición de Cañarte, así que buen viento y buena mar en sus nuevos proyectos en el Perú y pronto regreso para seguir la tradición.
 
Regresar